La Conquista La Colonización La independencia La Post Guerra  1940 Testimonios

Una Etnografía Descriptiva y Analítica del Idioma Guaraní.


Introducción.


xisten distintas etnias que habitan el Paraguay y que componen el pueblo indígena de diecisiete etnias, cuyas características culturales son evidentes. Los troncos lingüísticos son cinco. El zamuco es uno de ellos y que habita en la región del Chaco paraguayo, fronteriza con Bolivia. Es también conocido como corazo, kursu, morotocó y moro, muchos de sus miembros son nómadas.

El Paraguay único país bilingüe de América, conformado por el Guaraní, lengua materna y el castellano, idioma traído por los conquistadores posee una característica peculiar que resaltar, pues, a más de mantener su lengua vernácula, el guaraní, ésta es hablada por más del 80 % de la población paraguaya no nativa

El origen del idioma guaraní se halla en el misterio de las selvas vírgenes, como cita Carlos R. Centurión en su libro "Historia de la Cultura Paraguaya", y ello ha dado lugar a diversas teorías. Una de ellas dice que procedían de la Polinesia, más exacto, de contingentes australianos o mongoloides, que luego de ingresar a América por el estrecho de Bering se asentaron en estas tierras. Otra leyenda nombra a dos hermanos, Tupí y Guaraní, como iniciadores de ambas familias culturales. No obstante, podemos decir que nació entre los guaran *1.

Como detalle curioso se cree que el idioma guaraní y el araucano o mapuche se parecen, diferente del quechua y el aymará, que tiene algunas voces parecidas a las japonesas. 

Nuestros nativos, son cazadores, recolectores, y en menor medida, agricultores por el extremo clima chaqueño. Estos nativos, en general no tienen ninguna autoridad; sin embargo, aún están orgullosos de que su pueblo continúe distinguiéndose de los cojñone (blancos) y de los juutiodé (demás indígenas).

El idioma Guaraní está en el ser de cada paraguayo, con ella expresan sus sentimientos, su amor, su alegría, su tristeza, se comunica con los demás, es ante todo el valor cultural que lo identifica. Fue vinculo en la guerra y en la paz, los aborígenes guerreros se valían de él en sus aprestos de conquistador.

En nuestro continente donde la libertad y la democracia existieron plenamente dentro del pueblo nativo, no hubo esclavos, hubo salvajes; nunca el término medio; y es por eso -quizás- es que no tenemos clase media. La semi-esclavitud del nativo no proviene de la crueldad del europeo, sino de la constitución social pre-conquista.

Subir Todo


La Conquista.


l descubrimiento de América por Cristóbal Colon, abrió la posibilidad de que otros conquistadores llegaran a estas tierras. Así en 1524 Alejo García descubre el Paraguay por tierra, iniciándose con ello el primer contacto del idioma guaraní con el castellano.

Con don Pedro de Mendoza, conquistador del Río de la Plata, llegaron a estas tierras, Juan de Salazar, Juan de Ayolas, Domingo Martínez de Irala y muchos otros, quienes a más de sus misiones conquistadoras trajeron su lengua, su música, su religión, sus costumbres, en fin, una nueva cultura que tuvo que enfrentarse a una cultura salvaje y primitiva.

La dificultad que tuvieron los conquistadores para comunicarse con los indígenas, obligó a la formación de intérpretes o "Lenguas" conformada por algunos españoles que aprendieron el idioma guaraní.

Un aspecto significativo constituye el hecho de que los conquistadores se aliaron con los nativos. Prueba de ello fue Domingo Martínez de Irala, quien se casó con la hija del Cacique Mokirasé además de aprender y hablar con toda regularidad el idioma guaraní. 

Muchos de sus compañeros lo imitaron en esa conducta, casándose con jóvenes mujeres primitivas. Así la aborigen guaraní amamantó al paraguayo mestizo y le dio su idioma. Poco a poco la lengua guaraní, que no se dejó de estar presente, fue uniéndose al castellano de los conquistadores, para juntos forjar esta lengua paraguaya mestiza.

Subir Todo


La Colonización.


finales del año 1600 y postrimerías del 1700, aparecieron los misioneros franciscanos y jesuitas, enviados para catequizar a los indígenas, quienes tuvieron que aprender y estudiar el idioma guaraní y así difundir el mensaje de Cristo.

Si tomamos en cuenta que, la percepción de libertad de nuestros nativos, esta intrínsicamente unida a sus creencias religiosas, y perciben como un sometimiento ese tipo de enseñanzas, que hasta nuestros días esta presente.

En este punto es preciso decir que nuestros nativos no conocían la esclavitud; por eso los españoles no encontraron templos ni fortalezas. Los nativos eran grandes señores, dueños de todo lo que había, se dedicaban a la caza, la guerra y la superstición, como los reyes y príncipes de Europa, Africa y Asia.

La literatura misionera elevó al Guaraní a la categoría de idioma escrito, instalándolo ya no en un plano de igualdad sino de preferencia sobre el Castellano. El idioma nativo a más de ser un medio de comunicación cotidiano en la familia, también era utilizado en los sermones y cánticos piadosos.

Con la aparición de la imprenta misionera (San Ignacio Guasú y Santa María la Mayor) por los años 1700 aproximadamente, salieron obras voluminosas como "La diferencia entre lo temporal y eterno" del sacerdote Juan Eusebio Nieremberg, traducido al guaraní por otro sacerdote José Serrano; "Arte y Vocabulario de la lengua Guaraní", del sacerdote Antonio Ruiz de Montoya, "Araporu" del sacerdote José Ignacio Insaurralde; "Explicaciones del Catecismo en Lengua Guaraní", en Santa Maria La Mayor, en el año 1724 y "Sermones y Ejemplos", de San Francisco Javier, en 1727 traducidos por Nicolás Yapuguái o Yapuguay, indígena de extraordinaria memoria, educado en las escuelas misioneras.

Subir Todo


La Independencia.


Casa de la Independencia

n este periodo los criollos paraguayos ya manifestaban el deseo de hacer de esta colonia una patria libre y soberana. Fue así, que en 1811, el Paraguay se liberó del yugo español en la noche del 14 de mayo, los patriotas; Fulgencio Yegros, Pedro Juan Caballero, Mariano Antonio Molas, Juan Francisco Recalde, Fernando de la Mora, Antonio Tomás Yegros y otros, dijeron en guaraní el "santo y seña" que les abrió las puertas del cuartel para concretar la independencia patria. Y fue en guaraní que se cantó el himno patrio en aquella gesta.

En la época del Dr. Francia fue cuando el uso del guaraní se difundió. El Dr. José Gaspar Rodríguez de Francia entendió que el guaraní era uno de los factores más fuertes de cohesión social entre los paraguayos. En su lucha por afianzar nuestra independencia patria ante los países vecinos, utilizó el guaraní en cuantas circunstancias le cupo, redactaba en guaraní las ordenes de los delegados de frontera.

Con la aparición del periódico "La Regeneración" fundada por Juan C. Decoud el 1 de octubre de 1869 y dirigida por su hijo Juan José Decoud, se sistematizo la pérdida permanente de todo lo que fuera característico de nuestra nacionalidad era el comienzo de lo que hoy llamamos "influencia porteña". Un su primer numero se repetía que el guaraní era una espantosa creación de la ignorancia y el retroceso y que "esta lacra, así como el nombre del Mcal. Francisco Solano López había que borrar de la mente de nuestros compatriotas para poder regenerar al pueblo todo"

Esta etapa de la historia paraguaya, desgraciada por cierto, dio origen a la disparidad de criterios que hasta hoy existe entre los paraguayos con respecto al guaraní.

Subir Todo


Post - Guerra del Chaco década de 1940.


os menonitas llegan al Paraguay en el año 1927, en la década de 1940 comienza la invasión colonizadora y misionera de salesianos, menonita y anabaptistas (2*) fundamentalistas, que una vez bien asentados en suelo chaqueño en el año 1958, se lanzan a evangelizar al nativo, que al final termina definitivamente con las creencias religiosas de estos pueblos aunque el idioma guaraní sigue predominando.

La percepción de libertad de estos pueblos, esta intrínsicamente unida a sus creencias religiosas, y perciben como un sometimiento las enseñanzas de estas sectas.

En este punto es preciso insistir y decir que nuestros nativos no conocían la esclavitud ni el sometimiento; por eso los españoles no encontraron templos ni fortalezas. Los nativos eran grandes señores, dueños de todo lo que había, que se dedicaban a la caza, la guerra y la superstición, como los reyes y príncipes de Europa, África y Asia.

Los nativos supervivientes cercanos a los núcleos colonizadores se han integrado a la economía chaqueña como peonaje semiesclavo, siendo especialmente penosa su situación que perdura hasta nuestros días.

Las colonias menonitas como modelo de vida y organización presentan características excluyentes, generando a veces la sensación de que son una sociedad paralela, un estado dentro del Estado.

A pesar de la prosperidad económica, las colonias menonitas del Chaco carecen de sustentabilidad política a largo plazo. Esto se debe por su modelo de vida y organización excluyente, hacia dentro y fuera.

Actualmente, en las empresas o establecimientos menonitas, ubicadas en Filadelfia chaco paraguayo no se emplea mano de obra en mandos administrativos ni a paraguayos ni a indigenas, el método es la iglesia, cooperativa y asociación civil que conforman conjuntamente la "colonia", una asociación con efecto total, abarcante hacia el individuo.

Predomina la igualdad de ideales, una conciencia colectiva que muchas veces es fruto del conformismo, esto promete reducir conflictos sociales y mantener la dedicación a la causa; no hay espacio para posturas individuales ni tolerancia de críticas al sistema.

Cualquier observador habrá creído encontrar en los recién llegados que el problema indígena estaría resuelto. No fue así, no insistamos, la ambición del occidental europeo termina sometiendo a los nativos con su cultura envolvente, mientras; el nativo que carece del temperamento para defenderse, ha sido hasta cierto punto estéril, por cuanto se define en resistencia física para defenderse de sí mismo.

El nativo tiene una tendencia marcada a la intemperancia y el desorden, de manera que sus fuerzas se malgastan y pierde así las esperanzas de reforma. De esta manera pasan a englobar casi sin excepción a los pueblos indo-mediterráneos, por su temperamento conformista, propio del asiático, contrario al reformista, que es propio del occidental o europeo. Este es el punto más triste de la civilización europea en medio de todo esto.

El nativo puede tener todos los vicios imaginables, menos el de la ambición, vive día a día del merodeo pasa hambre días enteros no es previsor, cuando encuentra alimento lo devora todo de una vez en una fiesta familiar.

En el Chaco paraguayo y boliviano actualmente habitan unas 10.000 nativos y algunos cientos de ellos todavía no han entrado en contacto con la población envolvente.

El Paraguay es el único país en la América del Sur que habla y escribe en dos idiomas, el guaraní como idioma vernáculo y el castellano como lengua moderna.

La constitución nacional sancionada el 20 de junio de 1992 en el capitulo VII articulo 77 señala: La enseñanza en los comienzos del proceso escolar se realizara en la lengua oficial materna del educando. Se instruirá asimismo, en el conocimiento y en el empleo de ambos idiomas oficiales de la republica.

En el censo poblacional del año 1992, el 40,13% de la población habla solamente guaraní mientras que el 49% habla guaraní-castellano, bilingüe incipiente subordinado o coordinado, el 6% habla solamente castellano el resto otras lenguas.

El Censo Nacional de Población y Vivienda del año 2002 nos da los siguientes datos con relación a otras lenguas en el Paraguay.
 

» A nivel país; 59,2% guaraní; 35,7% castellano; 5,1% otras lenguas.
» Población urbana; 42,9%; 57,7% castellano; 2,4% otras lenguas.
» Sector rural; 82,7% guaraní; 8,4% castellano; 8,9% otras lenguas.


El idioma guaraní es de una fonética agradable para los sentidos de quien escucha, nace del sentimiento innato de nuestro pueblo, la juventud a ido adornando el idioma guaraní con nuevas palabras y fonéticas. Esto a servido de barrera para que la influencia en la dialéctica de los países vecinos no permanezca en el tiempo. Este fenómeno reconoce su origen lejano en el enriquecimiento del idioma, conceptos que provienen del ceno del hogar, del pecho materno.

Subir Todo


Esta es una breve rúbrica, que trata sobre la fricción interétnica en América de Sur, analizada por el "Concilio Mundial de Iglesias" realizada en Barbados, desde 25 al 30 de enero de 1971 llamada "La Declaración de Barbados". Estas son algunas de las consideraciones expresadas en ese momento por algunos de los participantes, antropólogos e indigenistas a dicho Concilio, y es una declaración de lo que más tarde se llamo "Documento de Asunción", (3*) el registro grafico corresponde al diario "La Tribuna". La Iglesia y su misión entre los indígenas de América Latina. (año 1971). (4*)

Consulta Indígena Latinoamericana.

Gral. Bgda. (S. R.) Ramón César Bejarano.

Presidente de la Asociación de Indigenistas del Paraguay. 1971



En el diario "La Tribuna" del 12 de marzo -1972 escribía Ramón Cesar Bejarano refiriéndose al simposio del Concilio Mundial de Iglesias sobre la fricción interétnica en América de Sur, realizada en Barbados el 25 al 30 de enero de 1971 "La Declaración de Barbados". (3*) 

Dice, "hay solamente un punto que me parece muy difícil de aplicar y es que la "Antropología está al servicio de todo hombre, no solamente de un grupo, sea este privilegiado o discriminado. Precisamente una de la, función de la Antropología es coadyuvar a una mejor comprensión entre los hombres, sin tener connivencia ninguna con la injusticia o la opresión y sin tampoco provocar unilateralmente conflictos humanos...

Ramón Cesar Bejarano


Alberto Santacruz

"Alberto Santacruz ...pensamos que no basta con fijar la atención exclusiva-mente en los indígenas. Hay que pensar que las situaciones de dominio rebasan el ámbito institucional señalado, y que hay que incluir a la poblaciones circundantes o inmersas entre los indígenas, y que representan otros tantos canales de opresión o de posible liberación..."


Víctor Vaca en el diario "La Tribuna" del 12 de marzo 72 aclara, "Considero que en este servicio de amor al hombre ha habido más bien una cierta Invasión cultural a través de las misiones. Una Invasión cultural que ha degenerado en una colonización y en muchos casos hasta en un imperialismo cultural religioso a través de diferentes tipos de misiones que han llegado, a países sudamericanos.

Victor Vaca


José Seelwische

"José Seelwische ...debemos mirar al hombre como hijo de Dios. Lamentablemente al calor del trabajo misionero, los indígenas, se han sentido "nietos de Dios y esto, creo yo, que es la imagen que tenemos en lo posible de borrar, lamentablemente éste ha sido en muchos casos la misión del hombre y de la iglesia, tratar de cambiar al indígena a imagen y semejanza del misionero y no a través de un proceso socio-cultural de cambio que venga desde él...


"Else Waag ..se está diciendo "vamos a ayudar al indígena" y les llevamos a un plan de colonización, que viene a terminar en un momento, en un plan de proletarización, es decir, crear proletarios en los sectores selvícolas. Esto no es de una posición cristiana. Se considera que es simplemente una forma de dar ayuda, pero que consciente o inconscientemente, estamos creando nuevas colonias, nuevos sistemas coloniales económicos, culturales, políticos y religiosos...

Else Waag


Gral. Alfredo Stroessner

"Gral. Alfredo Stroessner.. diario "La Tribuna" del 8 de febrero de 1971 ...se cree que sinceramente se esta en esa posición de apertura, encontraremos soluciones adecuadas para cada país. Es decir, para el Paraguay soluciones con sabor a tereré, para el Brasil con sabor a café, para Ecuador con sabor a banano, etc., y es de esperar que las conclusiones, tengan proyecciones en bien de la auténtica liberación del indígena". El pueblo paraguayo, básicamente es la unión de dos razas que nacen y que forman parte de su idiosincrasia, ya que es el resultado de la unión de españoles y nativas de ahí nacen los dos idiomas uno de ellos heredado de la fuente indígena y recocido como idioma nacional y el español heredado del colonizador. (4*).


Subir Todo


Bibliografía

(1*) Ateneo de lengua Guaraní Apuntes Carlos Centurión "Historia de la cultura Paraguaya" Asunción 1961.

(2*) Los anabaptistas, menonita* cuyo nombre es aplicado a ciertas sectas religiosas que surgieron en Europa durante la Reforma, principalmente en países como Alemania, los Países Bajos y Suiza, liderado por Menno Simons en 1632, durante la Reforma Protestante de cuyo nombre deriva el de menonitas.. Anabaptista el nombre significa "el que se bautiza nuevamente"; se refiere a la práctica anabaptista de bautizar a adultos, aunque la persona ya hubiera sido bautizada en su infancia.

(3*) DOCUMENTO DE ASUNCIÓN - La Iglesia y su misión entre los indígenas de América Latina. (año 1971)

(4*) Origen de las fotos: Ministerio de Defensa Nacional, Juan A. Borgognón, diario "La tribuna". Foto Lesme.