Primera Quincena de Agosto/2005

La democracia se convierte en el peor de los regímenes si carece de lo que es probablemente su requisito básico: la virtud.
Sin esta la República es un despojo y su fuerza se limita al poder de unos pocos ciudadanos y la licencia de todos". ( Montesquieu).

Como baño se ocupan los jardines.

Los espacios públicos en Luque ya no son del ciudadano.


Monumento a Las Residentas.

los diarios de la Capital del día martes 31 de enero recién pasado dieron un golpe noticioso al publicar amplios reportajes al ministro de obras pùblicas José A. Alderete junto a toda la maquinaria del ministerio pidiendo disculpas por las molestias que ocasionaría a "los lomiteros con sus carritos" los arreglos en las adyacencias de los jardines en donde se encuentra la estatua de La Residenta.

Para variar, los luqueños podríamos volver a mirar el mundo como lo que esencialmente es. Una tierra poblada por personas de carne y hueso, que son y representan bastante más, pero si nos esforzamos un poco, veremos a seres que efectivamente sufren, y sufren y lloran cuando son golpeados con resoluciones tan adversas como el privar a estos seres, los ciudadanos de sus espacios públicos, es cuando más sufren.

Los vecinos se oponen a que los "lomiteros" ocupen con sus carritos la plaza "Las Residentas" aparte de desvalorizar el barrio les trae inconvenientes de carácter social. El Ministerio de Obras Publicas no ha resuelto que esa plaza deba ser convertida en un mercado de comidas, mirando el malestar que acarreara a los vecinos que han luchado durante años por mejorar el lugar.

Esto no puede ser posible, aun si se modifica el uso de suelo, del lugar, se construyen baños, basureros, se de seguridad al entorno, porque esto siempre ha sido una área verde, es decir, para recrearse y compartir al aire libre.

Lo que la prensa no se percato es en cierto modo el negocio especulativo que se profundizo al hacer de una área verde que es publico, en un negocio, es más son negocios de carácter privado, que dan plata, en perjuicio de todos los ciudadanos que usufructuamos de ese espacio.

Esta área verde de marras de ser pública se convierte en área verde privada, sin que estos supuestos propietarios hayan pagado un solo centavo por él.

Completamente materializada como tal, el uso del suelo que le permite a sus poseedores -por los beneficios económicos que les brinda- no pagarle al estado por la propiedad, tomando en cuenta el valor que tiene una propiedad en ese lugar privilegiado.

Con este criterio, si las casillas pagan impuesto por el espacio que ocupan, que problema habría en que los nativos o los campesinos o el ciudadano común se ínstele en la plaza Mariscal López de Luque, total están pagando impuesto territorial, llamado comúnmente alquiler o permiso municipal, que en este caso es como adueñarse por un costo de regalo.

Llama la atención el doble estándar que observamos, ya que lo mismo querían hacer, como ya lo están haciendo los frentistas de los negocios en las calles de Luque que están usurpando las veredas en perjuicio de los transeúntes que tienen que sortear todo tipo de obstáculos cuando el ciudadano pasa frente a uno de estos negocios, pero lo más grave de esto, se lo contamos en secreto: ¡¡la autoridad aún no se percato de esto!!.


Google
 
Web www.infoluque.com.py