Herramientas

Aumentar tamaño del texto

Disminuir tamaño del texto

Edición de junio/2009

Entre el sueldo del intendente Karjallo y los 12 ediles –los de arriba-, la ciudadanía luqueña -los de abajo- se debaten en una pobreza franciscana, han dejando que anualmente se les escapen unos G. 1.547 millones en pagar a respetables autoridades, -los de arriba-. Sin embargo, algunos despistados –los del centro, y que deciden una elección- se pelean por quien es Colorado o Liberal, para ellos no hay acuerdo ni dinero.

Ediles de Luque se auto adjudicaron jugosas dietas con la lapicera de Karjallo.

Concejal José Luis Ibáñez pide que se intervenga la Municipalidad de Luque.


Concejal Municipal José Luis Ibáñez
 

l proyecto obedece a supuestas irregularidades detectadas por la Controlaría General de la República, luego del estudio de un informe final de la inspección técnica a las obras ejecutadas por la Municipalidad y el informe final de la Auditoría Presupuestaria de Ingresos y Gastos en el ejercicio 2008, por parte de la Contraloría General de la República, entregado en agosto pasado.

Ibáñez cree que su pedido es justo considerando los dictámenes de la Contraloría, entre los que considera un daño patrimonial por más de G. 1.700 millones en impuestos que no fueron pagados algunos y otros absueltos, dejando de ingresar a las arcas municipales en concepto de impuesto inmobiliario por modificaciones hechas en las superficies de los inmuebles del territorio luqueño. En donde pone mayor énfasis Ibáñez es cuando califica de “negligente la administración de los bienes públicos”, recién a partir de la declaración de la Contraloría, puesto que el manejo informático usado por la Administración municipal no da para el manejo de datos.

La Junta Municipal, por Res. JM 41/2007, había autorizado la realización de una auditoría, incluyendo una auditoría informática, la Intendencia nunca presentó el resultado de la misma, aparentemente nunca se hizo, a pesar de haber sido requerida en varias oportunidades por la Junta. La falta de técnicos y de presupuesto, lo anticuado del sistema informático no permitió realizar las modificaciones para tal efecto, quedando sin el cobro de impuestos.

Esta falencia en la ejecución de obras radica en un pésimo control, ya que el programa informático que es utilizado por catastro se encuentra sin operador, el presupuesto es tan bajo para cubrir este puesto de trabajo, que no se encuentra un analista que se haga cargo del sistema.

La Junta y su Comisión de Obras reclamó en varias oportunidades este inconveniente y una mayor dotación de infraestructura a la Dirección de Obras y Servicios Municipales, que se mantiene insuficiente, lo que se traduce en pérdidas por mala calidad de las obras por más de 100 millones de guaraníes.

La presentación no tiene apariencias de llegar a buen puerto, y así destituir a Karjallo, puesto que los números no cierran. Aunque podría contar con el apoyo de la bancada liberal. El tema visto fríamente es que los ediles, los 12 concejales municipales se auto adjudicaron jugosas dietas con la lapicera de Karjallo, de cobrar G. 7 millones pasaron a cobrar más de G. 9 millones cada uno al mes, lo que en un año, incluido el aguinaldo, representa G. 117 millones para cada uno. Mientras que el intendente Karjallo percibe mensualmente unos G. 11 millones, lo que sumado en un año, incluido aguinaldo, ronda los G. 143 millones al año.

Entre el sueldo del intendente Karjallo y los 12 ediles –los de arriba-, la ciudadanía luqueña -los de abajo- se debaten en una pobreza franciscana, han dejando que anualmente se les escapen unos G. 1.547 millones en pagar a respetables autoridades, -los de arriba-. Sin embargo, algunos despistados –los del centro, y que deciden una elección- se pelean por quien es Colorado o Liberal, para ellos no hay acuerdo ni dinero.

A la altura de los tiempos

En esta puja electoralista, los protagonistas que son, el Intendente Municipal, Dr. Vicente Raúl Karjallo, (ANR) la Junta Municipal con sus Concejales y todos los ciudadanos luqueños, que los han estado mirando con el “rabillo del ojo”, dentro de un año darán su aprobación o rechazo a esta gestión municipal, de lo que les cupo hacer durante este periodo frente al Municipio de Luque, por mandato popular.

Esta Administración Municipal, del Dr. Raúl Vicente Karjallo B., que dice haber trabajado en adecuar la gestión a una estructura de desarrollo descentralizada, con los medios que ha tenido a su alcance, en un nuevo estatuto reformulado con la idea, que los diferentes estamentos que componen el organigrama municipal, en donde se aplicó con una mayor autonomía la gestión municipal.

Una autonomía en donde lentamente se está haciendo realidad la propuesta de un Luque mejor, y de mayor lucimiento, propuesta más en términos de la cual, es la herramienta que tenemos los luqueños que participamos de la organización y desarrollo de las iniciativas Municipales para evaluar y acompañar un desarrollo integral.

Por otro lado –los opositores- argumentan la persecución de personal municipal no afín a las ideas de opositores, llegando a declarar a voz batiente “la fundación de la seccional número cinco” al propio edificio de la Municipalidad.

Cosas como estas y mucho más se comenzaron a poner sobre el asador, para que el pueblo luqueño de todos los “pelajes” saque sus propias conclusiones al momento de emitir su voto.

Asimismo, el tema es posicionarse en vista de las próximas elecciones. Hoy todo luqueño tiene su opción, y buscará transformar el concepto autoridad por el de servicio, esa virtud que en Luque hace tiempo no se ve.

Envíe sus comentarios o sugerencias a esta dirección de correo electrónico |

 


Google
Web www.infoluque.com.py