Herramientas

Aumentar tamaño del texto

Disminuir tamaño del texto

Primera Quincena de Diciembre/2006

El obispo de Caacupé, Mons. Claudio Giménez, presidirá los actos de celebración del novenario, en su plegaria pedirá por la Patria, luchar contra la pobreza, por los más afectados que son siempre los niños, mujeres y ancianos. Es necesario que reine la cordura y que se reinicie el diálogo entre las familias y así recuperar la paz. El Obispo cordillerano, resalta el mensaje del que el Santo Padre y las migraciones en el mundo.

Las promesas se pagan de distintas formas, en el altar de la Virgen.

Virgen de los Milagros de Caacupé, la devoción del pueblo paraguayo.


Se espera la visita de miles de peregrinantes a Basílica de Caacupé.

a Virgen de los milagros de Caacupé, millones de personas la han venerado, actualmente se acrecienta el misterio que la rodea. Cada 8 de diciembre se realiza una gran peregrinación a la neoclásica basílica de Nuestra Señora de los Milagros de Caacupé.

Casi toda la multitud, camina al píe del cerro de Caacupé en la Ciudad de Caacupé, parecen estar de fiesta. Las parejas se pasean abrazadas; las muchachas, de resplandecientes vestidos de aopo`i llenos de colorido, posan entre risitas para el fotógrafo de algún medio queriendo salir en sociales.

Otros peregrinos, en cambio, avanzan lentamente de rodillas por el pavimento, hacia un gran edificio circular cuya cúspide cónica culmina con una cruz.

Van allí a cumplir una manda o promesa, o a pedirle su bendición a la milagrosa Virgen de Caacupé. Dentro del templo y en un alto muro, se encuentra expuesto un lienzo con una imagen de una inocente jovencita cuyo manto de estrellas se recorta contra los dorados rayos del Sol.

La imagen de la Virgen Serrana de Caacupé, como también se le conoce, atrae año tras año a miles de fieles, procedentes de todas partes del territorio patrio y hace que, dentro de la fe católica, sea el único Santuario que atrae un gran número de visitantes. El edificio se destaca del resto de la fisonomía urbana.

Durante los varios decenios la imagen ha estado en el Caacupé , se le ha atribuido, entre otras cosas, el haber salvado innumerables vidas, también el haber concedido favores.

Policía caminera se prepara.

Para el 28 de noviembre, inicio de la novena en adelante, la Policía Caminera se prepara. Un total de diez destacamentos serán habilitados por la Policía Caminera a lo largo de la Ruta II "Mcal. Estigarribia", la que une Asunción con Coronel Oviedo, esto a fin de resguardar y prestar auxilio a los peregrinantes en las próximas festividades de la Virgen de Caacupé.

Un total de 145 funcionarios serán comisionados para el referido operativo, y estarán apoyados por personal administrativo de radio comunicación y de servicios varios,. Un total de 12 camionetas patrullaras 2 automóviles patrullaras, 12 motocicletas patrulleras una ambulancia y un camión de carga, además de camiones cisternas, Informo el inspector Antonio Centurión, durante el lanzamiento del "Operativo Caacupé 2006.

A través de los años, la imagen ha suscitado enconadas controversias entre teólogos y entre historiadores, así como la sarcástica incredulidad de algunas personas. Sin embargo, ahora las investigaciones científicas acerca de la índole de la imagen misma profundizan el misterio y el asombro que la rodean.

Caacupé, que en guaraní significa, "detrás del bosque", es la capital del tercer departamento de Cordillera. Está localizada en un valle de las estribaciones de la cordillera de los Altos. Ejerce funciones comerciales, administrativas y de turismo. Tiene plantas procesadoras de caña de azúcar y fábricas de artesanías. Alberga facultades de la Universidad Nacional de Asunción (Filosofía y Ciencias de la Educación y Ciencias Económicas).

La historia de la Virgen de los milagros es sencilla, hermosa. Merece ser narrada a aquellos que nunca la han oído y a quienes ya la han olvidado.

Cuenta la historia que un indio se encontraba en el cerro y de pronto aparece una jovencita de manto resplandeciente, quien dijo ser la siempre Virgen Santa María, Madre del Verdadero Dios, y que -explicó- había llegado a dar amor, compasión y protección "a todos vosotros juntos los moradores de esta tierra y a los demás amadores míos".

A continuación encomendó al indio que ella deseaba la edificación de un templo al pie del cerro, para oír allí, de la gente, "sus lamentos, y remediar todas sus miserias, penas y dolores".

Naturalmente, nadie dio crédito a lo que decía el indígena. Después, la Señora esperó de nuevo al indio cuando este volvía penosamente a su casa, desanimado. Informó el indio a la Virgen acerca de la actitud del pueblo, y le pidió que enviara una persona más importante que él.

La historia continuo. El indígena le mostró al pueblo el lugar donde había de erigirse el templo, en cuestión de semanas se construyó una capilla en la meseta, y en su interior se expuso la imagen de la Virgen.

La imagen se venera hoy día en un edificio moderno, inaugurado hace apenas algunos años, aun no se terminaba de construir cuando en un día cálido y lluvioso, 16 de mayo de 1988, miles de paraguayos se reunían con jubilo junto a Su Santidad Juan Pablo II. Era una visita esperada, se realizaba así el sueño de la feligresía católica de ver al Papa en tierra Guaraní, en tres días Karol Wojtyla nos dejo recuerdos imborrables.

La nueva basílica acaparó la atención del mundo en 1988, fecha en que el papa Juan Pablo II visitó a la Virgen de Caacupé y se postró a sus píes. No cabe duda que la veneración del Pontífice hizo que se multiplicaran los santuarios y las imágenes de esta advocación en otros puntos del orbe, en especial ahora donde nuestros compatriotas los refugiados económicos que emigran en busca de trabajo a los países vecinos, España y América del Norte, llevan consigo la fe y a la Virgencita de los milagros de Caacupé.

Envíe sus comentarios o sugerencias a esta dirección de correo electrónico

Foto: raphaelk.co.uk


Google
 
Web www.infoluque.com.py