Primera Quincena de Agosto/2005

La Semana Santa del presente año nos hace reflexionar sobre temas que no son nuevos ni mucho menos originales: la intolerancia humana, algo que ha perdurado desde el principio hasta nuestros días. La muerte de Jesús, es el fundamento de la vida a la injusticia suprema. En contraposición a la pasión de vivir, si la muerte natural es una idea intolerable al espíritu, con Jesús se transforma en esperanza de vida.

La Pasión y Muerte de Jesús revivió la religiosidad popular.


a recordación de la crucifixión y muerte de Jesús en las parroquias de Luque, se realizó en medio de mucha devoción popular. Los fieles siguieron con mucha atención las lecturas de las Siete Palabras.

Una agradable temperatura se sumó ayer a la fe católica para rememorar la pasión del Señor. Bajo un cielo azul y claro, los fieles se acercaron desde tempranas horas a participar de la tradicional celebración del Viernes Santo, la más importante demostración de fe, conmemoraron la pasión y muerte de Jesús.

El Hijo de Dios, según dice en el evangelio, murió por los pecados de la humanidad. "Al tercer día resucitaré y estaré con ustedes hasta el fin de los días", dice la palabra de Dios.

Los feligreses esperarán la proclamación de la resurrección de Jesús que se recordará en la santa misa de la Vigilia Pascual, conocido también como el Sábado de Gloria.

En la parroquia Virgen del Rosario de Luque, este año, la celebración se hizo bajo la sombra de los árboles ubicados al costado del templo, en un escenario recién construido para el efecto.

La lectura de las Siete Palabras fue escenificada con la problemática social que vive el país y que salpica directamente a las familias, relacionadas con la pobreza extrema que están atravesando familias completas por la falta de trabajo , la injusticia, el mal uso de la fe, y sobre todo el abuso de poder.


 


Google
 
Web www.infoluque.com.py