Primera Quincena de Agosto/2005

Animitas, santos y santuarios: las tres grandes expresiones de la religiosidad popular. Apenas el 30% de los católicos va a misa, pero el 80% participa en la llamada "piedad popular". Paraguay, país de peregrinos, de mandas, de entrega generosa a la fe, de santos emergentes, de esto no puede estar ausente la política.

Las divinas urnas electrónicas.

La fe se vive junto con la política.


El comercio propagandístico también alcanza a los santos "todos los caminos conducen a Dios".

eesde hace mucho tiempo, el Santuario de Caacupé, pilar de la religiosidad popular es frecuentado masivamente, sería interesante saber cómo es que los fieles luqueños se vinculan con sus lugares de devoción.

La situación es que algunos de los principales resultados de dichos análisis dan esta lectura en un día domingo cualquiera, contando a cien feligreses entrando a la Iglesia Virgen del Rosario de Luque:

El 53% de los que entran a la Iglesia oran y peregrinan a los santuarios de la Iglesia, son mujeres.

Mientras casi la mitad de los fieles asiste únicamente para rezar, sólo 22% acude para pagar promesas, prender velas, entregar flores, dar acción de gracias.

La edad promedio de los que van a los santuarios de Luque es de 22 años entre gente mayor y adolescentes de 16 años.

El 70% de los fieles asiste al lugar de peregrinación desde hace 16 o más años.

Casi 80% asiste acompañado.

La mitad de los peregrinos valora como lo más destacado de su santuario el entorno físico del lugar, como, por ejemplo, los árboles, los bancos fuera de la Iglesia y las áreas verdes.

El 60% de los devotos participa en alguna actividad de la iglesia.

Promesa de dar ayuda a la Iglesia

Si existe una clara voluntad de los encargados de los santuarios por dar a conocer sus actividades y el ambiente de fe y devoción que rodea sus fiestas, el hermetismo se apodera de los voceros cuando se trata de abordar el tema de los dineros platas que quedan en las arcas de los lugares de peregrinación.

Una de las razones que suelen lanzar con tal de esquivar la pregunta es que se trata de una "medida de seguridad".

En este sentido, los rectores de los principales santuarios de Luque dicen que no hablan de los dineros porque se trata de salvaguardar esas donaciones porque "que no sepa la mano izquierda lo que hace la derecha" dice el Maestro.

Los santuarios que no tienen problemas en explayarse en el asunto son los que suelen tener muchos gastos en la organización de la fiesta como ingresos por parte de los peregrinos, organizando chorizadas, tallarinadas y ferias de comidas.

Sin embargo, el dinero que entra apenas les alcanza para la compra de velas, flores, en los días de fiesta, y "...si sobra algún dinerillo se destina a dar de comer a los niños carenciados", nos dice un parroquiano. En resumidas cuentas no sobra nada, igualmente son renuentes a referirse al tema.

"Mire, para eso tendría que llamar al tesorero de la Parroquia", "¿Y por qué esa pregunta del dinero" o "Le sugiero que se comunique con otro padre, que es el que sabe de eso?", fueron algunas de las frases dilatorias a las que recurrieron algunos recolectores de limosnas en los santuarios para huir del tema.

ANIMITAS:

Devoción Callejera

Aparecidas espontáneamente a los costados de las rutas paraguayas, la animita es la más básica de las expresiones de religiosidad popular.

Sin embargo, en situaciones específicas, algunas de ellas logran concitar una fidelidad tan masiva que llegan a parecerse a la devoción de algún santo oficial.

Aunque en las animitas y ángeles lo que predomina son las velas y recuerdos personales, surge una nueva forma de devoción, los anuncios en la prensa escrita agradeciendo el favor recibido, que junto a la lectura de algún Salmo acompañan, o en el caso de las imágenes o cruces en las carreteras del chaco.

SAN EXPEDITO:

Fe a toda velocidad

Si los santos son la ruta a través de la cual muchos fieles urgen por sus causas, San Expedito es algo así como una carretera concesionada de fe.

Se supone que San Expedito fue comandante de una legión de romanos. Obligado a defender el imperio, un día tuvo una revelación que lo convirtió al cristianismo.

Dice el relato que un cuervo intentó convencerlo de que dejara su conversión para el día siguiente. Pero el romano insistió en que sería ese mismo día. "No dejaré nada para mañana", habría dicho.

Desde ese instante, el soldado se transformó en el santo de las causas urgentes, de esas que no pueden esperar.

Ha sido tal el éxito de San Expedito, que los diarios publican anuncios comerciales dando gracias a San Expedito, se fabrican cerámicas en Luque que se están enviando reproducciones del venerado a distintas ciudades del país para que tengan sus propios lugares de adoración.

"Mandamos un santo igual al que tenemos acá, además de estampitas y todo lo necesario con tal de expandir la fe en San Expedito", es el más "chuchi" de los santos actuales, esto, no suele generar tantas simpatías en el mundo eclesiástico. De hecho, algunos prominentes hombres de la Iglesia consultados fruncieron el ceño y expresaron dudas respecto de un fenómeno que ven como una "moda de fe".

Como sea, todos los Viernes Santos la Iglesia Virgen del Rosario de Luque se llena de fieles y cada parroquiano trae el Santo de su devoción ese día, cerca de 2 mil personas pasan por el lugar solicitando la intervención del santo de su fe:

"¡San Expedito, San Expedito, concédemelo en este momentito!".

URNAS DIVINAS:

La Santa política

El poder de devoción que generan los santuarios suele traspasar las fronteras de la fe para instalarse en las cuestiones mundanas. Incluso, hasta en política.

Un lugar de peregrinación masiva para los fieles es un sitio venerado con el cual no se juega. Y cualquier autoridad que no pase por él o intente menospreciarlo o distanciarse de él, puede pagarlo caro en las urnas.

Es la Parroquia Virgen del Rosario de Luque, es un ejemplo de cómo en la creencia popular se instalan ciertas imágenes de complicidad política entre los fieles y su santa Patrona la Virgen del Rosario de Luque.

Muchos recuerdan, por ejemplo, cómo al comienzo de cada elección municipal llegan los candidatos a pedir a la virgencita ser electos por el pueblo. La idea de que la Virgencita les permita que los habitantes de Luque voten por ellos, y así sepan lo que pueden ellos hacer, todos completan la tarea, es un mito que se mantiene hasta hoy.

Mucho más actual es la suerte electoral que vivió el electo candidato por la Seccional Nº 4 donde el favorito era César Ramón Chiola contra su temporal adversario Pedro Gonzáles, como candidatos a Presidente por la lista Nº 8. No pudieron obtener datos el día de la elección, las urnas electrónicas de las mesas 31 y 39 en el Colegio Nacional de Luque Gral. Elizardo Aquino no funcionaron correctamente, estas fueron llevadas al Justicia Electoral en Asunción para saber como fue en la pulseada. Finalmente se dio por ganador a Chiola.

El edil luqueño, nunca se caracterizó por ser un ferviente seguidor del templo, aunque a veces se lo ve por esos lados. Esta vez organizo una "cruzada" al lugar de devoción, y por eso, cuando se supo de su triunfo en las últimas elecciones, muchos feligreses llegaron hasta la Iglesia para exclamar:

"¡Ganó la Virgen, ganó la Virgen...es un milagro, Chiola presidente".


Google
 
Web www.infoluque.com.py