La farándula proviene de los tiempos medievales cuando grupos de personajes, habitualmente nómades europeos, viajaban por los caminos de haciendo espectáculos circenses, calificados de menores, y rompían la rutina de los pueblos y villorrios.

Pantomima, demagogia y la revolución tecnológica de nuestros tiempos.

De Chester Swan; a la automoribundia que padecemos hoy día.


odemos imaginarnos a cantores, saltarines, trompetas, panderetas, pendones y perros cruzando de lado a lado de los Pirineos. Los faranduleros o farsantes no eran considerados personas serias, como los verdaderos artistas de estudio, tampoco como los campesinos ni comerciantes, mucho menos como los grandes señores de entonces; según la organización en el trabajo de esa época.

En nuestro caso, en Paraguay década de 1960, eran dúos con guitarras los que cantaban en las cantinas de los pueblos, por supuesto esos señores eran considerados artistas porque sí lo eran. En nuestros días suelen subirse a cantar en los ómnibus por unas cuantas monedas, una que otra música en nuestro idioma guaraní y lo hacen bien, son personas serias que se ganan la vida.

Es decir, estos ciudadanos no son comunes porque trataban espectáculos pasajeros, que alegraban al pueblo al pasar, que "entretienen", liviana y muy básicamente a cambio de unas monedas, son los mismos de ayer, los faranduleros.

Luego de su paso, nada se modifica. Farandulero hoy en día es sinónimo de cómico o farsante.

La demagogia, por otro lado, proviene del mundo de la política; tiene hoy la connotación de decir palabras que suenan atractivas, pero sin contenido, irresponsables, y resultan más bien en desorden dentro del mismo grupo, siendo originadas en la ambición del poder por el poder.

A la farándula y a la demagogia podemos verlas actualmente fusionadas en el mismo género conceptual.

CUADRO PERSONAL

Nombre: Celso Aurelio Brizuela.
Fecha de nacimiento: 28 de julio de 1942.
Lugar: Dpto. del Guairá (Paraguay)

Al sobrevenir la revolución de 1947, sus padres debieron emigrar a la Argentina, al sentirse perseguidos al instaurarse la intolerancia en Paraguay.

Tras radicarse su familia en el pueblo de Apóstoles, en la provincia de Misiones en 1949 (RA), realizó sus estudios primarios hasta el 5º grado, cuando sus padres se separaron por razones ignoradas, motivando su regreso al Paraguay en 1954 con su Sra. madre, poco antes de la caída del gobierno peronista y a poco de autoproclamarse el Gral. Alfredo Stroessner en la primera magistratura del Paraguay.

Pudo completar el último grado de primaria en su patria, desnaturalizado evidentemente bajo la presión de una cultura aún extraña para alguien llegado del exterior, por lo que apenas pudo lograr familiarizarse en su propio país donde sus compañeros lo hicieron sentirse extranjero, desde entonces hasta hoy, aunque ha recuperado su estatus de ciudadano del planeta en compensación a tantos años de extranjería no deseada.

El arte lo llamaba a los gritos, más que la necesidad de tener una profesión "seria", -según él- por lo que intentó aprender el dibujo y la música, en parte con maestros y en parte por sí mismo, en una híbrida autodidáctica y limitada academia (1960-67). Así y todo, insistiría en ambos lenguajes expresivos y pasaría por varias etapas antes de decidirse por la ilustración gráfica y la composición musical, muchos años después, incluso, de su regreso de la ciudad de Buenos Aires donde pasara un tiempo en compañía de su padre aún exiliado (1959/1960).

Tras especializarse en humor gráfico, trabajó en medios locales, ABC color, LA TRIBUNA, HOY y algunas revistas de efímera aparición, consecuencia del momento político que se vivía, además incursionó en periodismo de opinión, cuentos breve y humor político, para lo cual le sobran la ironía y el sarcasmo: sus sellos de identidad.

Algunas de sus obras literarias o gráficas quizá han de pecar de irreverentes, pero reflejan fielmente el pensamiento de un humanista libertario, sin fronteras, libre y que se cree ciudadano de un planeta que aún no se humaniza del todo.

Por la militancia política de su padre -guerrillero del Movimiento 14 de Mayo y prófugo de la prisión militar de Peña Hermosa-, hombre inquieto, sufriría persecuciones y varias estadías entre rejas.

Su ironía e irreverencia, manifestada en versos y canciones, no contribuirían a lograr que lo dejaran fácilmente en paz, por lo que, en un alarde de creatividad se transformó en una entelequia bifronte llamada Chester Swann el rebelde, olvidándose del otro, fruto de un bautismo de pila y burocracia civilizada, según lo expresa.

Con este nuevo patronímico y altérelo, dio en componer canciones (dicen que fue convicto de dar inicio al mal llamado "rock paraguayo", lo cual no es del todo cierto), esculturas en cerámica y algunas obras pictóricas (por entonces utilizaba aún lápices, pinceles, acrílicos, acuarelas, óleos y toda esa vaina) , con lo que se hizo conocido bajo tal identidad ficticia.

A partir de la expulsión de la larga tiranía de Stroessner, pasó a autodenominarse como el Lobo Estepario. La razón principal pudo haber sido el hecho de no integrar cenáculo de cultura ni grupo, clan o jauría intelectual alguna, (de puro tímido nomás) como tampoco en política partidaria ni en los círculos artísticos en boga, trazando sus propios senderos, a veces ásperos y escabrosos, en los oficios elegidos para su expresión y quizá por sus convicciones erratas y libertarias, rayanas en el anarquismo más nihilista que se pueda imaginar.

Obtuvo premios literarios y algunas menciones, además de crear sus propios canales expresivos, lo que lo convirtiera mediáticamente en una suerte de arquetipo iconoclasta de la música rock paraguaya, entre otras cosas; aunque prefiriese ser simplemente un juglar urbano "latinoamericano", más que rockero paraguayo, como podrán comprobarlo al escuchar sus composiciones en "Trova Salvaje", su primer CD conceptual, o leer en RAZONES DE ESTADO, su primera novela publicada (aunque tiene más de catorce obras literarias inéditas aún).

Durante la "transición" ha participado en movimientos independientes y colaborado con ONGs en diversos proyectos sociopolíticos, aunque este sujeto cree más en lo cultural que en lo ideológico-doctrinario; pues que no le trinan las doctrinas, según suele decir este escéptico empedernido. Tanto, que a veces hasta le cuesta creer en si mismo.

Seguramente habrá muchas personas que no saben quién diablos es este tipo que se hace llamar El Lobo Estepario, pero para salir de dudas… o acrecentarlas de una vez y para siempre. Es que este individuo siempre ha sido un signo de interrogación, incluso para él mismo.

Hoy en día, tanto una como otra, son variables que juntas y gracias a las nuevas tecnologías pertenecen y se potencian dentro de la misma ecuación matemática, lo cual en Paraguay ya nos está llamando fuertemente la atención. Sin embargo, Chester Swan un paraguayo y luqueño, ya sospechaba eso desde hace años.

Chester Swan es un amigo de las motos, tiene un aire roquero norteamericano que camina por las calles luqueñas, pareciera que siempre vivió en Luque.

En Luque busca encontrarse con la historia occidental, y enseña "hip hop rock y música rapera" . Su identidad de persona de avanzada le provoca nostalgias durante las fiestas de Navidad. Por ello, toma su moto cada fin de año para viajar por un par de semanas y visitar la casa de unos roqueros amigos suyos, desea sentir junto a su familia ese afecto navideño que en el campo como "joven adulto, bien adulto" aún no encuentra.

Sus amistades luqueñas para esas fechas están en sus propias fiestas familiares, por lo cual él siente que es imperioso salir de allí.

Lo curioso, para Chester Swan, -"lobo estepario" así se le suele llamar-, cuando está en el campo con sus amigos, estos no le prestan atención. No le preguntan por su vida personal en Luque, ni acerca de sus estudios, -es antropólogo- ni respecto a lo último que escribió ni de sus amores ni a su trabajo. Nos cuentan que casi no conversa, se vuelve taciturno.

Sin embargo, Chester se sienta junto a su familia, en el mismo sofá, y mientras miran la televisión, pareciera que se le ve llorar, al parecer "con sofocos y a mares", durante los programas de competencia reality show.

A causa, por ejemplo, de algún encuentro dramático de eliminación en la competencia de baile o de canto entre dos personas que se quieren como hermanas, que tienen que separarse porque una de ellas se quedó eliminada de la competencia.

La entretención, entonces, cuando es pasajera, funciona a escala masiva gracias a la tecnologías existentes, y tiene que ver con el potente impulso y desarrollo de las nuevas y más accesibles tecnologías de comunicación y computación.

Los mensajes son masivos e instantáneos -extrapolables a las emociones; y bi-direccionales, puesto que podemos llamar al estudio de TV o enviar un e-mail para dar nuestra opinión y voto, y de modo masivo como se ha dicho pero personalizado; es decir, participamos con nuestros nombres y apellidos y a cualquier distancia dentro del planeta.

La farándula esta en los medios, en la televisión y la prensa. En bases de datos de Paraguay y el mundo. No es sólo nuestra.

Los amigos de Chester, gracias a las nuevas tecnologías, se entretienen fácilmente y les gusta mucho el show competitivo porque les da un sentido mayor a sus vidas. Al participar de esas dinámicas emocionales masivas, se sienten acompañados y mentalizados en el seno de dichas relaciones, lo que es hacerse un poco dueños del mundo.

El la última presentación gimnástica del Colegio Sagrado Corazón de Jesús de Luque, acompañó a los alumnos del segundo medio a pedido de ellos. No se hizo el delicado para hacer cuanto se le pidió con su moto en la presentación roquera.

Pareciera que el espíritu de querer cambiar le aparece. En un momento histórico como el actual, sin utopías, esos pequeños amigos de Chester sienten que se apropian del mundo, al tiempo que se distraen de las tensiones. Tal como años antes, tal vez, nuestros padres, como hippies lo hicieron con las flores frente a la costanera en Corrientes Argentina, -en Paraguay no se permitía-. En Santiago de Chile, Piedra Roja en 1973. Woodstock en New York. Ellos se deslumbraron frente a las utopías de la extrema izquierda o la extrema derecha, que se expresaban a través de las armas.

En esa época, década del 65 al 75 los paraguayos íbamos a Corrientes Argentina, nos reuníamos en la costanera a exteriorizar nuestro existencialismo, con eso del amor libre, haga el amor y no la guerra. El Festival de Woodstock, festival de rock celebrado cerca de Woodstock, Nueva York, los días 15, 16 y 17 de agosto de 1969, y que se ha convertido en un símbolo de la contracultura estadounidense de la década de 1960 y en un hito en la historia de la música rock.

Eran tiempos de las melenas rubias y con barbas, con la música de Bob Dylan, una boina medio ao jare, el Che Guevara y unos alambres de aros en las orejas, los piercing no se conocían, era lo propio el protestar por lo establecido, fue el cambio social de la generación de Chester Swan.

Los tiempos de Friedrich von Hayek, Karl Popper, Ludwig Von Misses, Salvador de Madariaga y Milton Friedman, los de "La sociedad abierta y sus enemigos", de Karl Popper, y ¿Libertad de elegir?, más tarde Milton Friedman con la economía social de mercado.

Milton Friedman, padre de la economía social de mercado en los sesenta y comienzos de los setenta, era invitado de honor a programas de televisión norteamericanos en los cuales escandalizaba a sus espectadores promoviendo el trabajo de los niños, el fin del fuero maternal, distrayendo a la opinión pública norteamericana de la guerra de Vietnam, más tarde le dieron el premio Novel de Economía.

John Lennon (1940-1980), cantante y compositor británico, miembro del grupo The Beatles junto a Yoko Ono, en 1966, ambos protagonizaron "Bed-in for Peace" (Ir a la cama por la paz) haciendo el amor en público durante su luna de miel, para protestar por la guerra de Vietnam (1959-1975) y dar ejemplo del cumplimiento del eslogan antibélico "Haz el amor y no la guerra".

Hace cuarenta años, a esta fecha año 2007, en un perdido rincón de Bolivia era ejecutado el guerrillero argentino Ernesto "Che" Guevara, le cortaron las manos, para asegurarse y evitar mitos. A pesar de los años el mito continúa. Un idealista que pretendió luchar en contra del poder establecido y las desigualdades en América latina con; una carabina y su boina, su diario y su pipa, sus ideales y su reloj.

Otro idealista fue Salvador Allende (1908-1973), político chileno, presidente de la República (1970-1973), una de las máximas figuras del socialismo democrático mundial del siglo XX. Diseñó un plan de redistribución de ingresos, aumentando los salarios e impuso un control sobre los precios, pero chocó con el poder establecido, las oligarquías, o la derecha como dicen los chilenos, con el desacuerdo que pretendía completar un proceso revolucionario.

Allende muere en un sangriento golpe de estado, (1973) durante el bombardeo, sí, con bombas de guerra y posterior asalto al palacio presidencial de la Moneda, esos "guerrilleros" estaban desarmados, así se fue con él "el socialismo a la chilena". Recibió exequias nacionales en 1990, 17 años más tarde tras la restauración de una "seudo" democracia como la chilena.

Del cambio social a la revolución tecnológica y sus instrumentos, las personas se adueñan del mundo, pero también, en casos extremos, se desconectan consigo mismos y de sus semejantes, a veces incluso de los más cercanos.

Algunos políticos, como antiguos juglares, se están valiendo de este canal que nos ofrece la modernización tecnológica, dado que es tan fácil y tan cómoda para hacernos sentir que nos adueñamos del mundo, pero claro la falacia de este género no hace feliz a Chester Swan. Por ello, se entiende que la farándula sea atractiva pero nunca la tomaremos en serio.

Para atraer a los jóvenes a inscribirse en algún partido político, que es un tema serio, podremos concebir que se inscribirán en los registros electorales mediante el uso de comedias circenses, pero hasta ahora, eso no se ve que ocurra. Los jóvenes siguen sin inscribirse y constituyen un gran segmento de población, de una natural y creciente relevancia política por motivos demográficos, antes fue la generación de Chester y debemos sintonizar con ellos en serio, utilizando la tecnología y las prácticas de marketing relacionales actuales, aunque ellos no esperan que estos medios sean usados por farsantes, juglares o embusteros.

Para que la libertad individual, la integración social, la responsabilidad política y la igualdad de oportunidades, no sean esquivas como lo fueron para las pasadas generaciones y se expresen de manera sincronizada, es decir, al mismo tiempo y en un mismo sistema político, de amplia democracia, representación social y legitimidad.

De esta columna, del ejemplo que nos dio Chester Swan puede nace una realidad, la de una sociedad unida, sumamente necesaria, posible y viable, y no de la simple especulación o ingeniería electoral, como la automoribundia que padecemos hoy día
.
 


Referencias del libro: Ciudad de Luque...la aldea global ha llegado (año 2005)