El descubrir y profundizar la cultura, es decir, el pensar, sentir y vivir del "Hombre Paraguayo", llegaremos a valorar lo nuestro, y el encanto de nuestra música paraguaya. Papi Meza y su conjunto, que no sólo han sabido valorar y vibrar con la música paraguaya, sino que además han llevado lo nuestro a otros países de América y Europa, compartiendo así nuestro gran "Tesoro".

Papi Meza, ¿que es la vida para mí sin esas ensoñaciones?.


Todos podemos sentirnos por unos días un poco más rejuvenecidos, a causa del poder de los sueños y de las utopías que, entrelazados, hacen posible creer que todavía se puede soñar y nada mejor que junto a la música de Papi Meza.

Papi Meza y su acordeón, y los botones que toca, van formando sonidos melódicos, incomparables nunca antes escuchados, integrante del grupo musical que hizo historia en la década del `60 por las pantallas del Canal 9, por más de 20 años, vive en Luque, a cuadras de una de las avenidas más concurridas de Luque.

O mejor, dicho, el autor, compositor y músico "Papi Meza", nació en Maramburé, compañía de Luque, un 14 de mayo de 1937, mellizo de una hermana, y como él mismo recordó en la entrevista, cuando estaba realizando una presentación en Nueva York, el animador lo presentó como paraguayo doble, el "más paraguayo" de todos por haber nacido ese día junto a su hermana.

Sus padres; Domingo Meza (fallecido) y María Roa, se caso en Luque en 1964 con Erica de Caazapa, un lunes a las 10:00 hs. de la mañana, antes de realizar un viaje, y le dijo a su suegra ..."esta es la última vez que me caso"... tuvieron una hija.

Es primo hermano de Rodolfo Roa compañero de trabajo de Mauricio Cardozo Ocampos, quien junto a Magno Soler, animaban las tertulias de nuestros compatriotas, -algunos exiliados- en Buenos Aires.

Papi Meza Roa, pertenece a una familia de músicos que formaron la "Orquesta Roa", inmerso en este ambiente va dando sus primeros pasos en la música.

A los 17 años estando en el cuartel formó un conjunto con el que disfrutaron y vibraron con la música paraguaya y luego en el '60 compró su primer acordeón uniéndose al dúo Aquino - Velázquez, con el cual grabo su primer disco.

En 1980, Papi Meza y Lorenzo Leguizamon integraban la orquesta de don Aníbal Lobera. Además de actuaciones por escenarios nacionales y extranjeros, animaba en forma exclusiva el programa de televisión "Así Canta mi Patria" ejecutando el acordeón a su retorno de Buenos Aires junto a Lorenzo Leguizamon, El negro Ayala, Isabelino Valdez, Albino Quiñonez, el dúo Méndez Sanabria.

Grabo primero para el sello "Guarania" y luego para RCA Víctor de Argentina, logrando un sitial de privilegio en el gusto popular. Esto gracias a sus más de 20 discos editados, las emisoras de Asunción e interior del país difundían constantemente sus canciones, en aquella época Papi Orrego grababa con él, era el único que tocaba el acordeón.

Actuaron casi 25 años en la televisión y su programa fue llevado a los excombatientes. Así, con esfuerzo, esmero y tenacidad fue extendiendo su arte en toda América, viajo tres veces a los Estados Unidos, primero solo, luego con Lorenzo Leguizamón y finalmente con su conjunto.

Allí actuaron en ciudades conocidas como Boston, New York, en donde deleitaron al público con el sonido del arpa, tocando primero guaranias y luego entonando su letra para enaltecer a la mujer Paraguaya.

Comenzó a tocar el acordeón desde mozo; "aquí nadie se acuerda del recuerdo" y son tan lindos los recuerdos... como cuando yo le cebaba tereré a mi amigo "Emiliano" con la intención de tocar su guitarra o cuando con Lorenzo Leguizamón íbamos de pueblo en pueblo con nuestra música en una oportunidad me dijo "tu tienes no 40 años sino 100 años" porque esa misma noche después de las presentaciones viajabamos hacia otro lugar y casi no dormíamos..., en un viaje Lorenzo le comento solo nosotros nos quedamos porque los demás de nuestra época ya murieron todos.

Papi Meza recorrió innumerables lugares, Argentina de punta a punta, actuaban en los festivales con Amambay Cardozo Ocampo, en el '64 realizó la propaganda en la radio de "Vinagre Alcázar" en Argentina y recuerda cuando en uno de sus viajes a Bs. As. en avión, los sorprendió una fuerte tormenta, y si no llevaba su "Rosario" no se hubieran salvado.

También recuerda con alegría su primera canción que grabó a los 25 años, "Arroyo y Estero" y otras como "Gladicita linda", dedicada a una niña correntina cuya autora es su esposa, a quien esta pequeña le robó el corazón, y ella es autora de la música.

Cuando le preguntamos por su recuerdo más lindo de la música, él comenta que fueron dos: "Clavelina", inspirado en una plantera con clavelinas que tenía en su jardín, y "Dulce Recuerdo", inspirada en la foto de su casamiento.

Este autor con serenidad, apertura y dulzura que lo caracterizan comenta, luego de una pausa, ..."Yo no se lo que tienen los chóferes y los músicos"... porque de los que conozco nadie tiene casa propia... yo sin embargo si, una casa en mi tierra porque "amo al Paraguay"

Sus canciones son inspiradas y dedicadas a la "Vida", a la "Mujer Paraguaya", " a su querida Tierra", al ser del hombre paraguayo... y no tienen aire de protesta, ni denuncia a pesar de haber vivido gran parte de su vida bajo un régimen de dictadura.

Así, Papi Meza ha significado para nosotros los luqueños una inmensa riqueza, en el conocimiento no sólo de la cultura de nuestro pueblo, sino que también seguir descubriendo ese gran "misterio" que es el hombre.

Desde la soledad campestre más absoluta como lo es Maramburé se comenzó a escribir esta historia que nada tiene que ver con una época de cambios de nuestro valle, sino con un músico, que recorrió el mundo y nuestros valles, que él en sí mismo resume toda la tragedia de la vida moderna.


Fuente: Ciudad de Luque..la aldea global ha llegado (tomo 2).