Liberato Rojas (1870-1922), político paraguayo, presidente de la República (1911-1912). Nació en Asunción. Dirigente de la Asociación Nacional Republicana, también llamado Partido Colorado, fue elegido presidente de la República en 1911 con el apoyo del grupo de los cívicos del Partido Liberal, tras derrotar a Albino Jara, de su mismo partido.

El bosquecillo esta en el Ñu Guazu y cerca de la Confederación Sudamericana de Fútbol.

En 1912 "Horcón Karẽ" fue escenario de cruentos enfrentamientos revolucionarios.


uque tuvo que hacer frente a momentos de anarquía generalizada causados por la sublevación de los radicales liberales. Para superarlos, buscó el apoyo de los cívicos, por lo que una revolución colorada le derrocó, como consecuencia del enfrentamiento ocurrido en "Horcón Karẽ" el 16 de marzo de 1912.

De hecho, los Colorados en este momento fueron los dueños del gobierno de Liberato Rojas. Este renuncio, bajo imposición del jefe de policía, Cayo Romero Pereira, el 28 de febrero de 1912. La renuncia fue enviada a las cámaras, que fueron convocadas para elegir nuevo presidente.

En ese instante nace la candidatura del doctor Pedro P. Peña, colorado, con el apoyo de sus correligionarios y de los liberales cívicos. Hubo un momento de dilación entre los parlamentarios, pero la irrupción del mayor Eugenio Garay, quien les conmino a elegir al doctor Liberato Peña, puso fin al debate.

Las desconfianzas entre ambas fuerzas eran muy grandes, por lo que los cívicos retiraron su apoyo al gobierno. Una unidad militar fiel a los cívicos, al mando del capitán Hipólito Núñez, abandonó la capital y se puso a las ordenes de Albino Jara que se encontraba en Humaitá.

El núcleo revolucionario del norte fue abastecido con todos los medios posibles mediante un viaje del "Triunfo", que tuvo que soportar un fuerte hostigamiento a su paso por Remanso Castillo. Después se puso en movimiento hacia Asunción desde dos direcciones: por el sur y por el norte.

Las fuerzas radicales del sur, con unos 2.500 hombres, salieron desde Misiones y estaban en Ybycui cuando recibieron la noticia de la segunda y definitiva renuncia de Liberato Rojas. Las fuerzas radicales del norte se desplazaron hasta Rosario, desde donde partirían hacia Pirayú, donde debían reunirse con las del sur.

Mientras tanto, el tercero en discordia, Albino Jara, "el varón meteórico" -como lo llamara Alfredo Jaegli- ya había llegado a Humaitá, y contaba con unos 2.000 hombres. Tal como estaba acordado, las dos fuerzas radicales se reunieron en Pirayú, el 8 de marzo de 1912. Eran 5.500 hombres, con veinte cañones y 14 ametralladoras. El gobierno de Peña contaba con unos l .300 hombres para defender la Capital.

Una tentativa de negociación iniciada por el presidente Peña fue rechazada. El gobierno envió un destacamento de 800 hombres, que opuso resistencia en Luque, pero fueron derrotados en un sangriento enfrentamiento, en "Horcón Karẽ" el 16 de marzo de 1912, dejando en esos parajes no menos de mil bajas.

Mientras se volvía a discutir la paz con el gobierno, se perdió una semana de tiempo hasta que, finalmente, los rebeldes radicales se dirigieren a la capital el 16 de marzo.

Al día siguiente, el ejercito radical atacó Asunción, siguiendo la dirección de la Recoleta, (Mariscal López y Santisimo Sacramento) mientras otro destacamento, transportado por agua, desembarco cerca de Lambaré y ocupó dicha posición.

Los revolucionarios estaban bajo el mando de los mayores Patricio Escobar y Adolfo Chirife. Las fuerzas gubernistas los esperaron desplegadas en una línea que se extendía a lo largo de la actual avenida General Santos y llegaba hasta Tacumbú, bajo el mando del teniente coronel Eugenio A. Garay y el coronel Carlos Goiburú.

El asalto comenzó el 19 de marzo, antes de amanecer, por la fiereza de la división sur, desde San Lorenzo. Se combatió el 20 y el 21, y hubo momentos en que fuertes contraataques causaron graves contratiempos a los revolucionarios.

El pequeño barco "Constitución", que atacaba las posiciones gubernistas de Itá Pyta Punta, encalló frente al Pilcomayo, por lo que fue entregado por sus ocupantes a las autoridades argentinas. Estas lograron soltarlo y, tras ello, lo volvieron a entregar a los revolucionarios que, de ese modo, siguió su tarea.

Recién en la noche del 21 la resistencia decayó y el gobierno abandono la ciudad en el buque brasileño "Itayuba", que lo llevó hasta Corrientes, junto con unos 800 hombres transportados también por buques brasileños.

El 22, al amanecer, los radicales liberales ocuparon Asunción, donde organizaron un gobierno provisional, presidido por Emiliano González Navero.

Así caía el telón de la revolución de 1912 en que le cupo ser protagonista a un pedazo de nuestro territorio luqueño llamado "Horcón Karẽ" en un lapso dramático de la vida nacional.
 


Fuente: Albino Jara, de Alfredo Jaegli. Investigación y Recopilación infoluque.com.py.