Optaciano Franco Vera.


Optaciano Franco Vera.

ació en Altos el 14 de julio de 1910, fue un talentoso autodidacta, ha escrito cuentos inspirados en temas costumbristas de esta comunidad, sus obras más destacadas son; Tentaté, Maká, Don Nolasco, Don Cristofilo, Karaí Perú entre otros. Tiene una colección de poemas, también escribió ensayos sobre Julio Correa, Rufo Galeano,.

Según la Sra. Ana María de Lavigne, ex maestra-mecenas y prologuista del libro M.P. García, nos cuenta que "Optaciano Franco Vera es muestra de madera agreste nacida en Altos en 1910. El arbolito endeble sufre el trasplante en 1919 por voluntad de su progenitor".

La ciudad de Altos se caracterizan por tener un paisaje de cerros accidentados y valles fértiles, con un clima de características continentales en el que prosperan la diversidad de cultivos: frutales, café, caña de azúcar, mandioca, trigo, maíz, alfalfa, cebada y le cruzan arroyos.

Posee una belleza geográfica extraordinaria. Al llegar al distrito, ante los ojos se presenta imponente el cerro Tobatí, que según estudios geológicos se trata de formaciones del periodo silúrico, con una edad que se calcula entre 400 y 500 millones de años. Son areniscas sacaroidales con componentes de cristales de cuarzo, según señala el padre Teófilo Cáceres en su libro "Tobatí: Tava-Pueblo-Ciudad".

Los cordones de la cordillera Oriental, formada por espesas series de esquistos de la era primaria que fueron elevados al final de la era terciaria, aparecen surcados por estos valles que integran nuestra tierra patria.

Fuera de este hábitat, Optaciano Franco Vera llega a Luque, este pequeño tallo de la Ciudad de Altos, hace en la Ciudad de Luque, su vida. Y esta histórica comunidad con la poderosa astringencia de sus tierras bermejas, atrapará sus raíces.

Fue discípulo de la Sra. Ana María de Lavigne, en el tercer grado (1921) en la Escuela General Aquino, aprobó el ciclo primario en 1924. Huérfano de padre a los 11 años, empieza a probar el duro pan de la pobreza. Conoce desde niño la bíblica sentencia "comerás pan con el sudor de tu frente".

De esa suerte, surgen dos barreras concomitantes frente a la adolescencia, ellas son la estrechez económica y la falta de colegio secundario en la década del 20 en Luque, dificultando su formación académica, no así su formación intelectual puramente autodidacta.

Frecuentaba también, a partir de su solitaria formación, la casa de intelectuales del lugar como Carlos Lelio, Julio Correa, José Concepción .Ortiz, Rufo Galeano y otros. El joven no se avergüenza de preguntar. Tampoco siente timidez para escribir y lo hace en prosa y en versos.

Escribió la biografía del Gral. José E. Aquino, el Monseñor Pantaleón García. Sus Obras Literarias ya ocupan un lugar de privilegio en el acervo de las letras paraguayas. Murió en Luque.


.Fuente: Biblioteca Municipal de Luque - infoluque.com.py.