Edición Marzo/2008

Existe también, eso sí, el voto-castigo para quienes han defraudado las expectativas. Pero he ahí un problema muy serio: la gente quiere promesas respecto de cosas que no está en las manos de los parlamentarios resolver. No obstante, si el candidato no las hace, no es elegido. Como no las cumple, será castigado en la próxima elección, a menos que elija un camino irresponsable. Nos viene a la memoria el bronce de Arsenio López Decoud "Los buenos tienen amigos. Los malos sólo pueden tener cómplices".

"Los buenos tienen amigos. Los malos sólo pueden tener cómplices". (Arsenio López Decoud)

Política y partidos, una nueva realidad.


as hay en todas partes, un profundo cambio en la percepción de la ciudadanía sobre la representación política, el papel de los partidos, el rol de los parlamentarios y el sentido del voto.

La representación propia del sistema de partidos ya no es entregada solamente a éstos, porque se ha producido una diversificación de actores que les disputan e incluso los superan en la tarea de expresar las necesidades, inquietudes y problemas que aquejan a los grupos sociales, núcleos familiares y personas.

a) * "Estaba cantado" el rechazo del Tribunal Electoral de la Capital al pedido de impugnación de la candidatura al Senado del presidente Nicanor Duarte, manifestó el aspirante a la Vicepresidencia, Federico Franco. El liberal manifestó a una emisora de radio que; "no esperamos nada de este tribunal". El pedido de impugnación fue presentado por los opositores Patria Querida y País Solidario en base a lo que señala la Constitución Nacional en su Art. 237 y Art. 235, inciso 6.

Así están emergiendo los grupos organizados colectivos ciudadanos agrupados en torno a los más variopintos intereses y vocaciones, junto a grupos inorgánicos pero muy activos de vecinos en torno a problemas puntuales y, en general, una movilización social para ocuparse de los problemas y exigir derechos.

b) * El cierre de los espacios de expresión política y comunicacional durante la dictadura y gobiernos autoritarios, prohibidos los partidos y censurada la prensa, obligó a las personas a buscar formas propias de organización y generar capacidades endógenas de análisis de la realidad y de expresión de sus problemas y necesidades, desconfiando sistemáticamente de la autoridad.
 

"...de nuestras rebeldías silenciadas"!

¿Qué podrían hacer los partidos

ante esta nueva realidad?

1. Transformar sus estructuras obsoletas para dar cabida a los nuevos actores que emergieron. Ello implica una nueva orgánica, más ágil, especializada y con movilidad interna.

2. Mejorar el sistema de movilidad interna para el surgimiento de nuevos y mejores dirigentes y de candidatos de calidad para la función pública.

3. Incorporar en sus programas los nuevos temas de la agenda ciudadana y de la compleja realidad del siglo XXI.

4. Aplicar en su trabajo cotidiano la trilogía "propuestas - compromiso - testimonio".

5.
Abocarse decididamente a generar una pedagogía política que valore y sitúe la función pública en la estimación ciudadana como uno de los activos del país.

6. Modernizar su gestión y hacerse cargo de las nuevas formas de relación con los ciudadanos, poniendo especial atención a la fuerza de los medios de comunicación, incluyendo la Internet. En esto no cabe la improvisación ni la figura del político genial, ni de la genialidad "spot", sino un uso profesional de los medios para llegar mejor al ciudadano paraguayo en el exterior.

7. Establecer sistemas de evaluación y control del desempeño de sus representantes en las instituciones del Estado.

8. Disponer de equipos técnicos ("think tanks) como generadores de propuestas de corto y largo plazo, y de apoyo a la función de sus cuadros con responsabilidades en las instituciones del Estado.

Esta desconfianza alcanzó a los partidos y se refleja hasta hoy en una bajísima estimación ciudadana por el desempeño de la autoridad y de los políticos.

El caso más cercano es el de la Gobernación del departamento de la Cordillera un ejemplo como, de la manera desembozada en que algunos políticos opositores prefieren ser instrumentos del oficialismo.
 

El caso al que nos referimos es que mediante acuerdos oscuros, entre bambalinas, un concejal departamental del PLRA, Luis Lesme, logró llegar al cargo de gobernador, no sin antes hacer caso omiso de la decisión tomada legalmente por sus pares de nombrar en tal cargo al concejal Samuel Gómez, del Partido Patria Querida.

La nueva votación fue, evidentemente, un arreglo político que dejaría al nuevo gobernador a merced de los designios del Partido Colorado, es más, los colorados arreglaron en forma artera para instalar en forma vergonzosa a un candidato propio, Adriano Insaurralde, como "encargado de despacho", mientras se sustancie en la Justicia Electoral el conflicto entre Gómez y Lesme. Este último les sirvió en bandeja esa posibilidad, el 15 de agosto asume el nuevo gobernador electo el 20 de abril próximo y el proceso judicial aún estará en tribunales.

Esta misma situación se da también en sociedades que aunque no han tenido dictaduras, el sistema político no han sido capaz de canalizar y resolver los problemas políticos y del ciudadano común.

c) * La incapacidad de los partidos, una vez recuperada la democracia, para abrirse a estas expresiones ciudadanas e incorporarlas en su trabajo cotidiano, venciendo la desconfianza.

Ha existido objetivamente un cierre corporativo en los partidos, constituyéndose en especies de clubes de iniciados, en que los mismos rostros se repiten a lo largo de los años y para los que el ejercicio del poder -independientemente de que lo hayan hecho bien o no- pasa a ser una especie de patrimonio perpetuo que se reparte entre los cofrades.

Sin embargo la "movilidad política" al interior de los partidos ha sido escasa, y para los pocos actores nuevos que lo consiguen, la única forma de emerger y situarse es la adhesión a la nomenclatura, o transformarse en outsiders contestatarios, lo que atenta contra la idea misma de partido político.

d) * La mayor cobertura que los medios de comunicación -especialmente la televisión- dan a los problemas concretos cotidianos de la gente común a nivel micro, que con la ayuda del movimiento político P-más, junto a Roció Casco concejala de Asunción y Camilo Soares dirigente, se manifiestan pegados al pueblo en cada problema que surge, los vimos junto a los damnificados del Ycua Bolaños donde murieron calcinadas más de cuatrocientas personas, los vimos, una calurosa tarde de sábado marchando junto a ellos y sus penas, ahora los hemos visto en Luque en medio de la desesperación de los pobladores de Laurelty Luque, (Laurelty esta en el limite con San Lorenzo, ver mapa de portada) dejando al descubierto más problemas que salen a la luz publica.

Más de quinientos pobladores cerraron la ruta Luque-San Lorenzo exigiendo vacunación contra la fiebre amarilla, tomando en cuenta el foco que se desato en el lugar. Estos pobladores de Laurelty bloquean la ruta que une San Lorenzo y Luque, exigiendo que sean vacunados todos los vecinos de la zona ante el brote de fiebre amarilla, de no haber protestado los pobladores, y sin apoyo externo, las autoridades se habrían demorado no 72 horas en comenzar a poner fin a la epidemia, como ocurrió el año pasado con el dengue. Los manifestantes reclamaron la presencia del ministro de Salud, Oscar Martínez Doldán. Finalmente los funcionarios de la cartera iniciaron una jornada de inmunización por orden Judicial cursada por un Juez local. El operativo se vio desbordado ante la presencia masiva de ciudadanos que buscaban desesperadamente ser vacunados.

Esta amplia visibilidad de la problemática social más impactante, junto a la apertura de espacios de expresión en los medios de comunicación, lanzando comunicados a la opinión publica, en estos casos, no funciona, se necesitaba una acción rápida para que las personas comunes y corrientes canalicen sus opiniones, exijan soluciones e incluso exijan a las autoridades dejar de lado su inacción. Las iras y frustraciones del pueblo, produce un fenómeno de prescindencia de la intermediación. No les estamos felicitando a los del P-más, y a Tekojoja, solo que estos hechos que son de vida o muerte, van más rápido y más al fondo que los partidos.

e) * La gente conceptualiza, por lo tanto, la función política de una manera distinta a como esta actividad está institucionalizada, lo que tiene consecuencias concretas y explica el declive de los partidos y la emergencia de outsiders, neopopulistas y líderes mesiánicos.

Primero, las personas entienden que la labor de un parlamentario es primordialmente la de proteger, defender y representar sus derechos ante la autoridad, canalizar la solución de problemas específicos, y secundariamente la tarea legislativa propiamente tal.

Es decir, en lugar de la clásica función de elaborar las leyes teniendo en cuenta a los representados, se pasa a exigir a los parlamentarios una tarea casuística -que corresponde a jefes de servicio, a alcaldes y concejales- y a la vez una función forense de defensa de derechos ante la autoridad. ¡¡ha propósito de autoridad!!. ¿Donde estaban los señores concejales y el propio Intendente de Luque mientras esto pasaba? ¿Se abran enterado del problema? Abran sacado, al menos, un comunicado de prensa.

Existe también, eso sí, el voto-castigo para quienes han defraudado las expectativas. Pero he ahí un problema muy serio: la gente quiere promesas respecto de cosas que no está en las manos de los parlamentarios resolver. No obstante, si el candidato no las hace, no es elegido. Como no las cumple, será castigado en la próxima elección, a menos que elija un camino irresponsable.
 


Envíe sus comentarios o sugerencias a esta dirección de correo electrónico

(*) Las leyes normativas; Leyes que prohíben ruidos molestos y habilitan a entes a actuar:

La Ley 1.100/97: de la Prevención de la Polución Sonora. Prohíbe causar ruidos y sonidos molestos, así como vibraciones, cuando por intensidad
afecten la tranquilidad de la población.

El Código Sanitario: faculta al Ministerio de Salud a arbitrar medidas para disminuir las molestias públicas.

El Código Penal: señala que el ruido que puede dañar la salud podrá ser castigado hasta con cinco años de cárcel.

El Código Civil: prohíbe los ruidos que excedan la tolerancia de vecinos.


Google
 
Web www.infoluque.com.py