Segunda Quincena de Febrero/2007

Las elites compensan los riesgos ante situaciones no controlables del mercado con determinadas certezas que constituyen derechos universales garantizados. Las elites son aquéllas que en las soluciones que piensan y promueven dejan afuera, no sólo las voces, sino también los derechos de quienes son los destinatarios de sus propuestas.

El neo-populismo se caracteriza por el giro a la izquierda (II).

Los porcentajes de las elites según una encuesta.


Una elite contra-elite.

lanteado así, -los bemoles de la condena a los poderosos- el desafío electoral del Partido Liberal, según la encuesta del Diario Ultima Hora, y la empresa Consumer Intelligence (COIN S.A.) es del 8,4 %. Con este bajo porcentaje el tema de la elite es doble. Por un lado, el partido debe aprovechar la singularidad de su capital político-simbólico que se encuentra en su estructura de cien años como partido, es por lo tanto miembro de una elite tanto democrática como a su vez renovadora -aunque sólo en parte- ideológicamente y generacionalmente.
 

Info

Los neo-populistas son aquellos que, a nombre de los intereses del pueblo, de los pobres, de las capas medias u otras categorías sociales, promueven medidas e iniciativas inviables que, a la corta o a la larga, terminan pagando caro los mismo a quienes dicen defender y que, en la práctica, finalmente ven conculcados sus derechos.

Por otro lado, ella debe evitar caer en una diatriba hacia "los poderosos", en tanto ella no sólo forma parte de una elite que detenta un grado de influencia no menor, sino que a su vez, más temprano que tarde, requerirá del apoyo de quienes usualmente son catalogados como "la verdadera elite del país" (empresarios y sectores ortodoxos del coloradismo y el liberalismo).

Estamos viviendo un claro ejemplo de demagogia de estas elites "de una vez cada cinco años" -en ese espacio de tiempo aparecen- es la elite acomodada, esto, a propósito de la iniciativa del ex monseñor Fernando Lugo como futuro candidato presidencial. Esta elite a la cual pertenece Pedro Fadul (COIN S.A. le da el 2,9%) si gente utiliza a la prensa para dar de manera oblicua aunque, claramente deducibles sus "sesudas opiniones" del porqué Fernando Lugo no puede ser candidato presidencial.

En consecuencia, el punto clave es que el propio ex monseñor Fernando Lugo, (COIN S.A. le da 37,3%) es miembro de una elite, pero no de cualquier elite. En Paraguay, al igual como en todos los países del mundo, existen elites en plural, las cuales se diferencian -entre otros rasgos- según sus posturas valóricas, sus opiniones frente al mercado, sus orientaciones frente a la globalización y sus concepciones de la democracia.

El tema de fondo no es criticar a la elite, sino que objetar la forma en que ésta ejerce la conducción de la sociedad. Si hay algo que paraguayos y paraguayas están hastiados, es que se los traten como menores de edad y según una lógica de sumisión antes que de horizontalidad reflexiva.

Es evidente que Fernando Lugo no es el reflejo de la elite tradicional u oligárquica paraguaya. Ella es más bien el arquetipo de una contra-elite que comienza en los años setenta y que en los ochenta asume una postura crítica frente al régimen militar.

De hecho, Lugo es el actual candidato presidencial por los partidos de izquierda, trabajó durante la dictadura a favor del necesitado y el perseguido, en favor de los derechos humanos, los cuales se transformaron en la bandera de lucha para toda una generación política tanto del primer como del tercer mundo.

En otras palabras, la universalización de los derechos humanos ha permitido la conformación de nuevas elites cosmopolitas que pueden exigir un singular capital político y simbólico: la (re) valorización de las reglas democráticas como elemento básico de la convivencia y conducción social.

Ahora bien, es importante volver a destacar que la población paraguaya no tiene en principio problemas con la existencia de elites que deseen dirigir al país, sino que su malestar radica en las formas de conducción social que actualmente se ejercen. Más que dirigentes, lo que Paraguay necesita es que cada uno de nosotros se haga cargo de sacar adelante su propio proyecto de vida.

Luego de casi veinte años de la recuperación de la democracia, en donde el pueblo ha votado al Partido Colorado hoy según la encuesta de COIN S.A. para el Diario Ultima Hora el coloradismo tiene el 17,1% de las preferencias entre todos los candidatos colorados sin sumar el 14,9% que los encuestados le dan a Nicanor Duarte Frutos que en total suman el 32,0% de las preferencias.

Esto es, que a pesar de las profundas transformaciones culturales, y retrocesos económicos los ciudadanos se asumen cada vez más como poseedores de derechos y, por tanto, esperan que los líderes colorados establezcan una relación que esté marcada por el diálogo y no por la supuesta superioridad que pueda detentar el hombre sobre otro hombre o mujer, el gobernante sobre el elector o el neo-populismo y tecnócrata sobre el lego.

También en el país y en Luque surgen movimientos ciudadanos ante esta misma violencia que genera la pobreza y el marginamiento de todo el cinturón de villas miserias o villas hule que rodean la ciudad. Cada tarde vemos como la gente de esas villas marchan por las calles de Luque, por la libertad del General Lino Cesar Oviedo, con sus banderas y estandartes este apoyo es para quien les promete lo que no tienen y quien se los puede proporcionar -según ellos- se encuentra preso.

Ambos están enfrentando la agresividad de las grandes mansiones dotadas de calles asfaltadas apoyadas por el las autoridades comunales, frente a la pobreza que circunda la ciudad con sus villas miseria.

El general Lino Cesar Oviedo, cumple una condena de diez años, que a pesar de ser perseguido primero, y preso después del "marzo paraguayo de 1999", se encuentra en el segundo lugar de la encuesta.

Efectivamente, la encuesta del Diario Ultima Hora dio al general Oviedo, el 16,4% segundo lugar en la preferencia popular.
 

No en vano, el auge de la Concertación se explica en parte porque esa viene a simbolizar una nueva formula con un nuevo liderazgo, el cual se caracteriza por ser humanista y por estar en mayor sintonía con la ciudadanía.

Ahora bien, lo que hasta el momento se ha dado de una forma más bien espontánea tiene que comenzar a tomar contenido en la agenda programática. Pues si ella efectivamente quiere ejercer un liderazgo marcado por la horizontalidad, es necesario que esto se refleje en propuestas políticas concretas, las cuales defiendan la igualdad del trato en la sociedad paraguaya.

 

Próxima nota.

Distanciamiento Frente al Neo-populismo

En el decir de la Defensoría del Pueblo quien firmó el miércoles 24 de enero un convenio interinstitucional con el MIC, con objeto de promover los derechos del consumidor enmarcados en la Ley Nº 1334/98. El documento fue firmado por el viceministro de Comercio, Guillermo Alcaraz, y el defensor del Pueblo, Manuel María Páez Monges. Es decir, promover la noción de derechos del consumidor y potenciar las instituciones que los respaldan.

En la oportunidad, Guillermo Alcaraz reiteró el apoyo e interés del MIC a fin de establecer programas conjuntos de capacitación a funcionarios de la Defensoría en temas relacionados con la protección a los consumidores.

En resumen, lo que marca la diferencia entre el candidato de la Concertación y uno oficialista no es la no pertenencia a la elite, sino que el tipo de relación que se establece hacia la ciudadanía.

Una de las consecuencias de esta transformación, es que se eleva la sensación de desamparo en la ciudadanía y, por lo tanto, se abre la posibilidad de que cierto tipo de discursos sean particularmente efectivos. Tal es el caso del Neo-populismo latinoamericano, una estrategia política que -a grandes rasgos- se caracteriza fundamentalmente por cuatro atributos.

A propósito de esto se leía en un comunicado pegado en un muro de la Municipalidad de Luque con relación al dengue que decía; "Se comunica a la ciudadanía que su Excelencia el Sr. Intendente de Luque ordena...etc. etc.

El sujeto que escribió esto todavía no se enteró que en el Cáp. II de la Constitución Nacional dice en su Art. 10.- De la proscripción de la esclavitud y de otras servidumbres.


Y que el Art. 167 dice; "El gobierno de los municipios estará a cargo de un intendente y de una junta municipal, los cuales serán electos en sufragio directo" esto los hace a los intendentes nuestros servidores -a nosotros su "majestad el pueblo"- y el Art. 168 .- Están proscriptas todas las formas de esclavitud, y las servidumbres personales" la sujeción.

Esta figura consiste (la proclama pegada en el muro Municipal) obligar al lector a ser humilde y de poca estimación. Rastrero, a obrar con servilismo u obligación inexcusable, causada por las pasiones o afectos, que coarten la libertad, y la suya. Ser adulador. Como humorada ¡¡vale!! lastima que así se escribió.
 

Envíe sus comentarios o sugerencias a esta dirección de correo electrónico


Google
 
Web www.infoluque.com.py