El Tiempo Luque / Aeropuerto

Aumentar

Disminuir

tamaño
de texto

Así las cosas, solo le basta ganar a un Club un campeonato nacional para solicitar un predio para su institución, está claro que ocasionalmente los lugares públicos no se pueden desafectar, pero los terrenos fiscales sí. Las plazas, parques, calles u otros espacios públicos o fiscales con el exclusivo objeto de implementar políticas determinadas de bien común para mejorar la trama urbana de las ciudades, pero es inaceptable que una institución pretenda transformarse en un mero promotor de negocios inmobiliarios y en tal sentido confiamos que, a partir de ahora, terminaremos con las transacciones comerciales que favorecen sólo a aquellos únicos potenciales adquirentes de tales bienes.

Asentamientos formados en Luque, se ofertan en Ciudad del Este.


 

La definición de "calle" es muy variada, razón por la cual transcribiremos enseguida lo que dice la regulación urbana paraguaya, estampada en la Ley Orgánica Municipal: De las Funciones Municipales Art. 12, Numeral 3, Inc. b; "...la regulación y fiscalización del tránsito en calles, avenidas y demás caminos municipales, incluyendo lo relativo a la seguridad y la circulación de vehículos y de peatones, y los requisitos de conducir para mayores de edad".

Vía vehicular de cualquier tipo que comunica con otras vías y que comprende tanto las calzadas como las aceras entre dos propiedades privadas o dos espacios de uso público o entre una propiedad privada y un espacio de uso público.

Ahora bien, con el propósito, muchas veces histérico, de asegurarse una buena venta diaria, los frentistas proceden a instalar equipos de altos decibeles con altoparlantes y ocupan las veredas y hasta las calles, algunas motu proprio y otras con curiosos "permisos" municipales, o simplemente pagan las multas y siguen ocupando el espacio.

Reubican a vendedores ambulantes

Vendedores de pesebres y de petardos fueron reubicados en otro sector. Artesanos aregüeños y luqueños fueron desalojados del paseo central de la avenida Humaitá, en Luque, por funcionarios de la comuna local, pese a que los comerciantes afectados exhibieron haber abonado un canon para ocupar dicho espacio público, como acostumbran a hacerlo desde hace 5 años en época de fin de año.

Cada año los artesanos se acercan a la municipalidad a gestionar un puesto para la venta de sus productos. Según los artesanos, fueron desalojados ilegalmente ya que cada artesano había abonado en la municipalidad la suma de G. 150.000 por metros cuadrado, e inclusive hay artesanos que pagaron G. 450.000, con la promesa de estar ubicados en el paseo central, frente del supermercado Luisito, según consta en los recibos expedidos por la comuna. ¿Desinteligencia o negligencia municipal?, nada de eso, el alquiler era para otro lugar alquilado por el municipio para el efecto, “Todos los años venimos a vender casitas y bombas. Pagué G. 150.000, en mi recibo dice 'frente a Luisito'. Hace dos semanas le llamamos a Javier Mosqueira, funcionario de la Municipalidad de Luque, hablamos ton él y nos prometió baños, energía eléctrica", reclama la mayoría de los comerciantes.

La Ley Orgánica Municipal establece "En los tramos de rutas nacionales e internacionales que atraviesen un municipio, estas facultades serán ejercidas por la autoridad establecida para el efecto por el Gobierno Central; c) "...la regulación y fiscalización del estado de los vehículos con atención preferencial de la seguridad pública, a la higiene y salubridad, y a la prevención de la contaminación", a pesar de que las calles, son bienes nacionales de uso público que le pertenecen a la nación toda, son utilizadas por el municipio para recaudar. Dejando sin su uso y goce a sus habitantes.

“Las municipalidades son sólo sus administradores y por ello un intendente con cara de buena persona y de hablar pausado, sacó a los vendedores ambulantes de las calles del sector Mercado Nº 1, con la ayuda de la prensa y con el aval de la Ley Orgánica Municipal, quiso hacer lo mismo con todo un barrio como una manera de erradicar la oferta sobre las veredas, fracaso, puesto que fueron los frentistas los que ocuparon los lugares” señalan los propios transeúntes molestos, al momento de pasar frente a los puestos.

Como los frentistas de esos mismos lugares despejados son tozudos, se ensimisman creyendo que tienen las potestades necesarias para impedir el libre desplazamiento de los ciudadanos por las calles y veredas de un sector de la ciudad, y que el ordenamiento jurídico establece.

De acuerdo a dictámenes de la Contraloría General de la República, las municipalidades tienen facultades para autorizar únicamente el cierre de calles y pasajes de una sola entrada o salida, o pasajes peatonales, excepto cuando estas calles o pasajes converjan en una avenida o calle principal y siempre que ello no implique un perjuicio al uso común de tales bienes.

Por lo tanto, y tal como lo dice la Ley Orgánica Municipal, la procedencia que un municipio autorice el cierre de determinadas calles o pasajes, supone el cumplimiento de las condiciones y el resguardo de la circulación peatonal y vehicular en el sector de que se trate, así como el derecho a desarrollar actividades económicas, sin más restricciones que las que imponga la ley.

Pero lo relatado es una minucia si lo relacionamos con la moda "neoliberal" consistente en comercializar las calles o terrenos fiscales, de propiedad municipal, para aumentar las superficies de los terrenos adyacentes en donde se levantan edificios en altura. Sí estimado lector, le han reprochado a las autoridades, su desafectación de bienes municipales de uso público o fiscales, con el sólo propósito de vendérselos a comerciantes inmobiliarios, en muchos casos, incluso a vil precio, posiblemente porque ese servicio público quería quedar bien con el privado comprador.

Algo parecido a esto informa el corresponsal del diario ABC Color (Edic. 5/12/2011), en Ciudad del Este. Un supuesto líder sin techo ni tierra de Ciudad del Este negocia con lotes del asentamiento Taruma Poty, compañía Tarumandy, de Luque. El "dirigente" oferta los terrenos por la suma de G. 300.000 (S$U 70,-) hasta G. 500.000, según la ubicación" informa el periódico. Por otro lado, en la entrada del asentamiento hay un pasacalle en el que se lee; "Terrenos gratis".

“Sin embargo, al llamar al número de teléfono del anuncio, -relata el corresponsal- el supuesto encargado del sitio, que se identificó como Pablo Jara (conocido dirigente de sin techos de Ciudad del Este), dijo que los terrenos tienen un costo de G. 300.000 a G. 500.000, (U$S 110.-) dependiendo del lugar dentro de las 10 hectáreas que tiene la propiedad.

El precio del terreno es establecido de acuerdo a la ubicación, es decir, si se encuentra en una zona inundable el costo es menor. Además, durante la conversación inicial, Jara manifestó a la corresponsal de ABC Color que; "... el terreno ya fue adquirido por la Secretaría de Acción Social (SAS) hace cinco años, por lo que no existe amenaza de desalojo", concluye la nota.

Así las cosas, solo le basta ganar a un Club un campeonato nacional para solicitar un predio para la institución, está claro que ocasionalmente los lugares públicos no se pueden desafectar, pero los terrenos fiscales sí. Las plazas, parques, calles u otros espacios públicos o fiscales con el exclusivo objeto de implementar políticas determinadas de bien común para mejorar la trama urbana de las ciudades, pero es inaceptable que una institución pretenda transformarse en un mero promotor de negocios inmobiliarios y en tal sentido confiamos que, a partir de ahora, terminaremos con las transacciones comerciales que favorecen sólo a aquellos únicos potenciales adquirentes de tales bienes.

La normativa es como sigue; "...si un buen día un grupo de los denominados "sin tierra", decide alzarse con un terreno lo primero que hace es;

a) Sale a "olfatear" el predio que va a ser invadido.

b) "en un sapy´ánte (pestañeo) invaden el predio.

c) De tener dueño el predio, está obligado a presentar titulo al invasor, y presentar una demanda a la Fiscalía, para lo cual tiene que contratar un abogado, que como mínimo le cobrará U$S 200. Si no se presentara el dueño de la propiedad, es señal clara de que el predio en cuestión es fiscal.

d) Entonces los "toma tierra" proceden a apalabrar a algún Concejal Municipal a fin de que los ayude en la Junta Municipal a conseguir la tierra.

En esta instancia (tres meses) el terreno ya tiene dueños, y pasado unos meses más proceden a vender y a proseguir su trabajo, o sea buscar otro terreno fiscal. De esa forma se han amasado fortunas y asegurado el poder político en las próximas elecciones.

La ciudadanía, en su mayoría se declara contrario a estas prácticas de privatizar las calles, plazas, pasajes, terrenos fiscales y más aún, objetan con más fuerza la desaparición de calles y lugares con el único fin de aumentar la hiper densificación habitacional que observamos en ciertos sectores urbanos de moda.

Entendemos que las autoridades Nacionales desconocen los dichos "pan para hoy, hambre para mañana" y "prevenir es más barato que curar", razón por la cual quisiéramos creer que los futuros pasos de las autoridades municipales, será garantizar la propiedad privada en Luque, comenzando por las veredas que son propiedad de su "Majestad, el peatón". De persistir la falta despejar por vía judicial las veredas ocupadas y no estar cada mes cobrando una multa, así las calles no perderán sus destinos.


Diciembre 2011.-
 



.(*) E. Ayala, Mensaje al Congreso, 1926. Del Libro "Eligio Ayala" de Beatriz de Bosio.

Envíe sus comentarios o sugerencias a