El Tiempo Luque / Aeropuerto

Aumentar

Disminuir

tamaño
de texto

Infoluque.com.py, es una revista virtual sin fines de lucro, no le animan, ni le cohíben las grandes compañías o sociedades anónimas, no nos financiamos con dinero público, no usamos nada de lo público en nuestro trabajo, eso nos permite conservar nuestra independencia y autonomía. No vivimos de la política, ni de la religión, somos un grupo de personas asesoradas por profesionales en diferentes temas, que junto a gente de nuestro pueblo; obreros, técnicos, carpinteros, albañiles, todos pobladores, comunicadores sociales o periodistas urbanos, que cuentan y le seguirán recopilando la “Memoria histórica de la Ciudad Luque”, desde nuestra aldea global.

Hemos hecho gala del perfil bajo, no lucrar con la cultura.


 

Un mes más tarde de nuestra aparición en la web, el diario abc Color (23/X/2004) en su Suplemento de Informática, publicaba el sitio de la comunidad luqueña. No sería malo recordar que el sentido de la tradición esta en el espíritu de infoluque.com.py, desde sus inicios ha sido reflejar y garantizar la diversidad cultural, dar cuenta con la mayor veracidad posible de las formas de vivir y los modos de expresarse.
 

Siete años contando intimidades de nuestra ciudad, las preguntas, las hemos escuchado, sus propuestas las hemos recibido, y mediante esta maravillosa combinación de símbolos y signos, a la que llamamos escritura, dimos respuestas a vuestras inquietudes, se las hicimos saber sin censuras, en las notas que han aparecido durante este tiempo, escuchando detrás del siempre positivo "¡¡pero, si es ficción!!", casi nunca lo fue.

Una montaña de "emoticons", que a ratos nos quiso agotar y ponernos al borde de presionar la tecla "abort delete" de forma definitiva en este "alter ego absorbente" debido a la gran cantidad de visitantes de infoluque.com.py, queriendo saber aún más de nuestra Ciudad de Luque. Casi creyéndonos una buena teleserie, que culpa de todo lo malo a todos, menos al responsable de la redacción, éste ha sido el pasar de estos siete años, a las puertas del comenzar el debut del octavo año junto a ustedes.

Si el haber hecho infoluque.com.py hubiera sido una teleserie -a ratos está bastante cerca de serlo-, nuestros colaboradores serían los culpable de todas las desgracias y zancadillas, colaboradores buenos y esforzados.

Porque mientras se privan de bares, y otras forma de relajo, esas horas las prefieren trabajar junto a ustedes, oñondivepa, indagando, hurgando, entre los ciudadanos de nuestro pueblo, las historias urbanas, como se enamoran y se desilusionan, se compran ropa y pasan eternas horas escuchando a nuestros vecinos en los asentamientos de hule, ciudadanos de mayor edad, que nos cuenten su historia, por lo general llegando siempre a un; ¡¡Todo fue así, y nada fue igual!!, corriendo de un lado a otro inventándole los buenos ratos, saliendo de sus casas, la mitad de las veces con la cabeza ardiendo, al escuchar de las injusticias que les había tocado vivir, o de lo que la vida les había quitado.

Así es, y ha sido, nuestra convivencia junto a ustedes. Porque como única, nuestra democracia, la que se vive en Paraguay, no cabe dudas es de plena libertad de prensa, y que fortalece a la ciudadanía en su actitud crítica y reflexiva. Fomentando el diálogo abriendo nuevas perspectivas para el encuentro y la paz social. Es un derecho de la sociedad civil y como derecho conlleva implícito deberes. Y es nuestro deber en la sociedad, cimentar el respeto de los derechos ciudadanos, es defender y velar por una prensa al servicio de su comunidad.

Mujeres y hombres, toda la vida han soñado con tener una hermana con quien intercambiar ideas, confabularse, proyectarse y conversar de igual a igual. Nunca pensaríamos que esa voz con la que llevamos tantos años, se convertiría en esa hermana, capaz de poder hacerse cargo de esas confidencias. Nunca pensamos que darle voz a nuestra hermana virtual, podría llagar a ser tan placentero.

Una extraña, inclasificable y más encima con categoría "top secret" durante años ha sido esta hermana virtual. Una infiltrada entre todas, contando desde el frente de batalla sobre las bajas, las heridas, los maltratos sufridos y las pequeñas victorias de ese cada día. Son nuestros lectores los "corresponsales de esta guerra armoniosa". Suena “cool”, pero se corren los mismos riesgos en cualquier historia vivida o por vivirla. Las mismas cicatrices ajenas espantan, y a ratos nos creemos la muerte, por ser un portal veterano y sobreviviente.

Hoy nos tomamos la palabra para presentarnos cara a cara frente a usted, al iniciarse este octavo año. Están todas las columnas de opinión publicadas, en su tenor se puede ver claramente al profesional consultado, en sus versiones “extra large”, antes de ser editadas. También recopilamos, en estos siete años el libro digital, "Ciudad de Luque...la aldea global ha llegado" que incluyen algunos reportajes escritos, contando el fenómeno luqueño desde adentro.

Nuestros inicios

Medio día del 21 de septiembre de 2004, se recibe el OK del Centro Nacional de Computación (CNC). Estamos sentados en nuestra pequeña sala de redacción, -sigue siendo pequeña- cerca de la vereda del quiosco de la cuadra. Igual que el día que en que ideamos, en la ultra obsoleta computadora que teníamos, no sabemos aún como nos atrevimos a editar esta revista virtual. ¿En qué minuto se nos ocurrió sin tener los medios, darnos de literatos? ¿Y si nadie nos daba "pelota"? ¿Y si el pueblo termina aborreciéndonos? ¡¡Qué sobresalto!!.

Afortunadamente no hicimos caso a estos temores, y la escribimos... aparte de nuestros familiares, y nuestros dos mejores amigos, que siempre están cerca de nosotros, nadie sabía de nosotros. Hemos hecho gala del perfil bajo, y nos agrada que sea así, como deben de ser los profesionales de verdad, al final “un comunicador social no es más que eso, un contador de historias, ellos no hacen la historia, describen lo sucedido en tiempo presente, no son estrellas, solo las estrellas hacen historia”.

Pensamos que seríamos "una eterna broma en la mesa..." Bueno, por lo menos lo intentamos. Nos armamos de valentía y salimos ya. Después de todo, son sólo columnas de opinión. El mundo no se detiene por 9 mil caracteres, -este editorial tiene 9 mil- nos consolábamos en nuestro interior. Y empezamos a pensar en qué vamos a escribir para la otra quincena, sin tener idea que estas preguntas las multiplicarían rápidamente en nuestros lectores, e iban a estar presente por tantos años y más.

Ese día llegaron los primeros E-mails a la revista. Uno preguntaba ¿quien escribe las columnas de la revista?. Sin saber, si reírnos o llorar, leemos los siguientes. Ni una diatriba ni nada de nada. Ahí nos dimos cuenta que nuestras columnas eran para la Internet, con el lenguaje académico que habíamos adoptado. Está bien, el tiempo que hemos pasado junto a ustedes ha sido nuestro mejor tiempo. Procuramos mantener los principios de la libertad y los derechos humanos, siempre en primer lugar, en nuestras notas usted no encontrara algo que denigre nuestra condición humana.

Infoluque.com.py es una revista virtual sin fines de lucro, no le animan ni le cohíben las grandes compañías o sociedades anónimas, no nos financiamos con dinero público, ni usamos un disfraz publicitario proveniente del erario público, eso nos permite conservar nuestra independencia y autonomía.


A veces aparecemos con contenidos duros, los tres básicos que nos mueven: Primero, no felicitamos al empleado público que hace un buen trabajo, pues tiene la obligación de hacerlo. Segundo, no vivimos de la política, ni de la religión, ni menos de dinero público. Y tercero, el desarrollo de la doctrina institucional de derechos humanos, reconocimiento moral, apuntan de manera equilibrada a la construcción simbólica de una sociedad de espíritu humanista, donde los ciudadanos no sean humillados por el poder.


Somos un grupo de personas asesorados por profesionales en diferentes temas, que junto a gente de nuestro pueblo; obreros, técnicos, carpinteros, albañiles, todos pobladores, comunicadores sociales o periodistas urbanos, le cuentan y le seguirán recopilando la “Memoria histórica de la Ciudad Luque”, desde nuestra aldea global.

Para muchos tal vez, esto de tener un "Día" para recordar o conmemorar algo tan necesario para nuestra vida diaria, puede resultar banal o superficial. Lo es, en la medida en que nos quedemos con eso y en eso.

Sin embargo, quienes creemos y validamos, el vivir en esta hermosa tierra luqueña, con el valor que tiene la libertad de prensa, por haber conocido las épocas oscuras de la dictadura en todo su esplendor. Esta libertad junto a nuestra "Constitución Nacional", nace para nosotros como un requisito real para una mejor convivencia social, aprovechamos esta fecha en que aparecimos ante ustedes, para subrayar su importancia y defender su existencia.

No da lo mismo vivir en un régimen que promueve la libertad de prensa a uno que la cercena, y de eso Paraguay tiene experiencia. Por esto y mucho más, el Paraguay de hoy, es más bello.

La libertad de prensa no es sólo el derecho de impresión y circulación de medios escritos. Es el derecho de una ciudadanía a opinar y a expresarse libremente; a ser oportuna, veraz y libremente informada. Es una ciudadanía que se reconoce con derechos y responsabilidades. Por ello, entendemos que la libertad de prensa, es contar con medios de comunicación pluralistas, tolerantes, diversos e inclusivos. Donde los protagonistas de los hechos noticiosos no aparezcan como héroes o villanos, sino como ciudadanos y ciudadanas que son partes de un contexto social.

En Paraguay, sería ingenuo ignorar la existencia de la concentración de los medios de comunicación en pocas manos, esto ha llevado a la ciudadanía a desconfiar de una real libertad de prensa. Hay una ciudadanía que no se siente interpretada ni tomada en cuenta en la solución de los conflictos del país.

De ahí la necesidad de crear e incentivar nuevos medios, principalmente electrónicos, que puedan visibilizar la realidad. Esta decisión consciente o inconsciente debe excluir a determinados actores sociales como fuente de cambio, poner a los medios y a sus profesionales en una situación compleja, al ser percibidos como monopolizadores de una verdad fragmentada y que sólo representa a unos pocos.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos, de la ONU al proclamar el legítimo derecho de la ciudadanía a expresarse libremente, resalta la libertad de opinión como un derecho fundamental dentro de las sociedades contemporáneas. Les damos las gracias por ser usted nuestro lector, y nuestro hermano virtual.


Septiembre 2011.-
 



..

Envíe sus comentarios o sugerencias a