El Tiempo Luque / Aeropuerto

Aumentar

Disminuir

tamaño
de texto

Además, la tentación del corporativismo en el partido político dominante en cada municipio es una amenaza concreta. Pensar que se pertenece a un grupo privilegiado al cual le corresponde por derecho propio la gestión exterior, concebir de manera estrecha un profesionalismo vinculado exclusivamente a ellos, confundir modernización con la satisfacción prioritaria de sus demandas, pretender encerrar el proceso de toma de decisiones en un círculo que se construye a su alrededor, erigiéndose como únicos expertos, no es sólo mentirse a sí mismos, sino que ahondar en extremo la separación con una ciudadanía que los ignora, la mayor de las veces, o tiene una imagen distorsionada que los sitúa en una especie de cóctel permanente, sólo interrumpido por arduos partidos de fútbol, jugados en verdes prados y asistidos por mozos con bandeja de plata y guantes blancos. Esa es la exacta fisonomía de las gestiones Municipales en la actualidad.

El Estado solo le pide transparencia a los intendentes.


 

La diplomacia moderna nació cuando la serenísima República de Venecia requirió de un instrumento que le permitiera superar sus limitaciones de tamaño y fuerza, ante el resto de las potencias que le disputaban el control del comercio con oriente, en el mar Mediterráneo.

El gobierno aristocrático de la ciudad de los canales, llegó a la conclusión que tener una idea más o menos exacta del rol que jugaba en el mundo de su época, contar con una red de información eficiente y con un vehículo eficaz de representación de sus intereses, esto le proporcionaba una ventaja decisiva sobre sus rivales.

En nuestro Luque las meras "reformas" o "resoluciones"; o "convenios" y "acuerdos", firmados obligados por el poder central a través de la ley Orgánica Municipal entre la Municipalidad y cualquier otra institución, no resuelven nada, sino más bien la agrava.

El Art. 153 de la Ley Orgánica Municipal referente al impuesto inmobiliario corresponderá a las municipalidades y a los departamentos la totalidad de los tributos que graven la propiedad inmueble en forma directa.

"Su recaudación será competencia de las municipalidades. El 70% (setenta por ciento) de lo recaudado por cada Municipalidad quedará en propiedad de la misma, el 15% (quince por ciento) en la del Departamento respectivo y el 15% (quince por ciento) restante será distribuido entre las municipalidades de menores recursos, de conformidad al Artículo 169 de la Constitución Nacional" Ley Orgánica Municipal. (El 15 % lo distribuye la Organización Paraguaya de Cooperación Intermunicipal, OPACI)

Note usted, que el Municipio de Asunción no aporta al Departamento Central. Esta Ley está hecha para que los habitantes que viven en Asunción dispongan de más recursos por ser la Ciudad Capital. Ahora bien la Municipalidad de Asunción, que es sede de la ciudad capital de la República y es independiente de todo departamento, le corresponderá la propiedad del 85% (ochenta y cinco por ciento) de todo lo recaudado en concepto de dicho tributo.- ordenado por Ley.

Pero, en Asunción no existe un Proyecto de ciudad que enmarque tales convenios que favorezcan a los municipios vecinos y que presida los cambios. Tampoco hay controles, penalizaciones ni buenos ejemplos, la Capital más descuidada de Sud América es nuestra Ciudad Capital, Asunción. Los nuevos compromisos firmados (hábito característico de las últimas administraciones) solo quieren diluir responsabilidades a sus vecinos, valiéndose de ellos, antes que gobernar la ciudad.

Un ejemplo claro fue cuando en la pasada administración asuncena, la Ciudad de Lambaré fue cercenada de su lugar turístico pasando a ser parte de Asunción, y el parque Ñu Guazú en Luque, sin contar que el aeropuerto Silvio Pettirossi asentado en terrenos luqueños, no ha aportado, “ni para comprar las escobas con que el municipio luqueño asea las avenidas de acceso al aeropuerto”, cuyos beneficios los administra el Ministerio de Obras Públicas.

Sin ninguna distinción ni atractivos. La centralización ha traído aparejada la indiferente a estos desbordes, ha desaparecido también de sus habitantes la solidaridad y el sentido de respeto a la convivencia y la responsabilidad social. La transgresión es generalizada. Y cunde el caos.

Los intendentes del país reclaman mayores recursos para sus municipios. La centralización del poder político, ha creando una organización especializada, dirigida por una burocracia permanente.

El Cap. II de esta Ley.- De los Ingresos Tributarios. Sec. 1 De los Impuestos Art. 151, 152. Impuestos Exclusivos y Compartidos. Los impuestos municipales son de exclusiva fuente municipal y de participación con el Estado.

Las municipalidades quedan autorizadas a regular por ordenanza un descuento de hasta el 12% (doce por ciento) por el pago puntual de impuestos y tasas, del mismo modo que regulará el período dentro del cual se pagará el monto nominal y el período durante el cual se cobrarán multas y recargos por gestión de cobranza.

Pero, tal modelo ha entrado en crisis debido al proceso de globalización que dispersa, fragmenta y complejiza el ejercicio del poder, obligando a tomar en cuenta múltiples organizaciones, regímenes internacionales, movimientos transnacionales, actores y circuitos que atraviesan cotidianamente las fronteras, convirtiendo los antiguos límites soberanos en simples datos geográficos funcionales a las dinámicas de integración en curso.

Tales cambios han afectado, como es lógico, a los servicios con que debe contar un municipio ante los requerimientos modernos. La interdependencia, la descentralización estatal y la desmonopolización de la gestión internacional por parte de los Municipios de otros estados, repercuten en la aparición de nuevas formas de diplomacia como la que señalábamos más arriba y de otros sectores de la administración pública, la parlamentaria, la social y la paradiplomacia de regiones y municipios, requiriéndose reforzar las capacidades de coordinación intra e interinstitucional.

Por su parte, la revolución de las comunicaciones obliga a transformar la tradicional función de información por la de análisis, la gran cantidad de conflictos existentes releva la necesidad de fortalecer la diplomacia preventiva y el número de intereses nacionales implicados en la gestión municipal que lleva a incrementar sustancialmente las habilidades para representarlos y negociar adecuadamente sus demandas en beneficio del conjunto de la sociedad.

Siguiendo con la Ley Orgánica Municipal, en su Art. 210, ordena transparencia en el sistema de información de pública. En el Cap. II- Del Acceso a la Información Art. 68. dice que; “La Municipalidad estará obligada a proporcionar toda información pública que haya creado u obtenido, de conformidad al Artículo 28 «Del derecho a informarse» todo tiene apoyo en la Constitución Nacional, -agregando- dentro del plazo que se les señale, el cual no podrá ser mayor de quince días”.

Hablemos solamente de Luque, y de algunos casos. Según medios de prensa, el Sportivo Luqueño habría recibido durante muchos años una trasferencia anual directa de 100 millones de guaraníes, los expedicionarios luqueños 10 millones, por nombrar a dos o tres y no han rendido cuentas. El Ministro de Hacienda a cargo de Dionisio Borda, pide transparencia a los municipios, 200 de ellos recibieron dinero de los royalties de Itaipú y Yacyreta, y solo 80 rindieron cuentas.

Estos desafíos se mezclan con las reivindicaciones propias de todo gremio municipal, más aún en países en vías de desarrollo como el nuestro. Salarios que no coinciden con las realidades de la ciudad. Nuestros concejales al no tener la forma de auto aumentarse sus dietas recurren a los "gastos de representación", llegando a duplicarse sus sueldos. Las expectativas, reajustes que llegan tarde, sobre todo en lugares donde se producen alteraciones desfavorables en el tipo de cambio, lentitud y discriminación en los ascensos y discrecionalidad por parte de la autoridad, entre otros, son problemas reales que son tomados en cuenta por el Gobierno de Fernando Lugo al momento de resolver el tema.

Además, la tentación del corporativismo en el partido político dominante en cada municipio, es una amenaza concreta. Pensar que se pertenece a un grupo privilegiado al cual le corresponde por derecho propio la gestión exterior, concebir de manera estrecha un profesionalismo vinculado exclusivamente a ellos, confundir modernización con la satisfacción prioritaria de sus demandas, pretender encerrar el proceso de toma de decisiones en un círculo que se construye a su alrededor, erigiéndose como únicos expertos, no es sólo mentirse a sí mismos, sino que ahondar en extremo la separación con una ciudadanía que los ignora, la mayor de las veces, o tiene una imagen distorsionada que los sitúa en una especie de cóctel permanente, sólo interrumpido por arduos partidos de fútbol, jugados en verdes prados y asistidos por mozos con bandeja de plata y guantes blancos. Esa es la exacta fisonomía de las gestiones municipales en la actualidad, que en Luque conocemos bien.

Esto sucede en ausencia de un discurso más amplio y comprehensivo, capaz de aportar al debate nacional con, a lo menos, una cierta idea de cómo debe proyectarse el país en el mundo, con propuestas creativas y motivadoras que apunten a reformas audaces y sustantivas. Según Jordi Borja, los valores vinculados a la ciudad, son un todo: gente e historia; residencia y ambiente natural; relaciones e intercambio; circulación y negocios. Pero también debiera ser -siempre- un sitio para el disfrute y el deleite de sus habitantes.

En todo caso, justo es constatar que es muy difícil lograr tales objetivos sin una clase política consciente de la importancia de las relaciones, aunque por lo mismo resaltaría ante tal ausencia, esta manera activa de ejercer liderazgo.

Por su parte, es cierto que las transformaciones culturales son siempre las más difíciles, por lo que se requiere un esfuerzo especial para adaptarse a circunstancias caracterizadas por el cambio permanente.

Criterios como la flexibilidad, la pluralidad, el trabajo en equipo, el incremento de la productividad y la apertura a una forma diversa a la tradicional de hacer las cosas, son hitos insoslayables de cualquier servicio exterior moderno.

Obviamente, una política de recursos humanos que promueva una administración profesional eficiente y eficaz, así como una especialización no estrecha de los diplomáticos sería un aporte fundamental para constituir un Municipio acorde con los tiempos en que vivimos. De esta manera, para Ciudades de tamaño medio o menor pareciera ser más conveniente concentrarse en los temas multilaterales, en la diplomacia regional y en las nuevas dimensiones del quehacer municipal.

En esta perspectiva, una carrera ágil, motivadora, competitiva, abierta y flexible, con los estímulos e incentivos adecuados, requieren de una particular conciencia por parte del Estado sobre la importancia de la descentralización de los municipios para una gestión exitosa en el mundo del siglo XXI.

En todo caso, más allá de los intereses feudales demostrados por los caudillos de cada ciudad paraguaya , a los cuales no nos hemos podido acostumbrar por décadas, nunca nos hemos olvidado que cualquier institución está siempre al servicio de la patria y se debe a ella.

abril 2011.-
 



 

Envíe sus comentarios o sugerencias a