Segunda Quincena de noviembre/2006

En efecto, especialmente, la elección del Dr. Raúl Karjallo como intendente de Luque, apunta en esa dirección. Este último personifica la ideología de la transición en tiempos de cambio.

¿Algún Liberal no se ha percatado que los ‘90 quedaron atrás?.


l Intendente electo de Luque Raúl Karjallo ha confirmado con la continuidad del Coloradismo en el poder, eso hace suponer una continuidad del modelo y la línea trazada por el saliente Intendente.

Por lo demás, como recuerda el mismo y así lo expresó claramente, en su discurso luego de conocerse el resultado de la elección tras un lustro de altibajos en el manejo de una ciudad que muchos no quieren imitar. "Los luqueños estamos orgullosos de lo que hemos logrado al elegir como Intendente a Raúl Karjallo ¡vamos a seguir el camino que él nos trazara!.”, " se expresan vibrantes los seguidores del flamante futuro Intendente de Luque.

Ello constituye un error de proporciones, al no asumir que los tiempos han cambiado y pretender insistir en un camino que, pudiendo haber dado ciertos frutos en el periodo pasado, al mismo tiempo ha acumulado graves distorsiones que ahora es el tiempo de resolver. El no hacerlo las agrava más aún, con serias consecuencias potenciales.

En los debates de la reciente elección, los candidatos aparecieron más dispuesto a escuchar posiciones divergentes que lo que acostumbran estos personajes. Dieron la impresión de ser personas inteligentes y de sólidos conocimientos, por lo mismo menos ortodoxos.

Karjallo, no es alguien que se formó en la lucha diaria del coloradismo, –por el contrario, su lucha más bien se le conoce por su destacada participación en el mundo de la medicina, puesta al servicio de la gente humilde. Tampoco se trata de un "convertido" o aparecido, Karjallo desde la adolescencia perteneció al Partido Colorado.

Esta vez esta obligado a dar un buen examen de “buenos chicos” junto al senador Oscar González Daher, porque esta vez los luqueños le han dado su confianza en las urnas. De hecho, las primeras declaraciones del Dr. Karjallo respecto al estado de la ciudad, manifiesta querer el cambio, quiere una ciudad modelo, ordenada y limpia.

Sin embargo, la estrategia así concebida -no mantener el modelo e intentar hacer más generosa la política social-, entraña a juicio de este autor un error de proporciones.

Ni la mejor y más generosa política social es capaz de corregir una estrategia sesgada, que introducen  permanentemente distorsiones y desequilibrios de todo orden, entre otros, una escandalosa y creciente desigualdad social. Más aún, pone todo en serio riesgo, al quedar en entredicho aquello que supuestamente se asegura sobre todas las cosas: la estabilidad, el crecimiento económico equilibrado y algo todavía más grave, que esto no llegue a alcanzarse.

Es muy positivo mejorar la política social, sin embargo, lo que es urgente cambiar son los fundamentos del modelo. El empleo, sin duda es el aspecto principal, se ha venido manejado con un sesgo de proporciones: se han olvidado su objetivo principal, que no es otro que propender al pleno empleo, para los luqueños.

Asunto insoslayable es del financiamiento, transparencia y control de los gastos electorales. Es una evidencia que el cohecho, el maridaje corrupto entre política y dinero, se ha reinstalado en la política paraguaya. Está a la vista que los enunciados y propósitos de la Ley actual son letra muerta. No existe transparencia efectiva del gasto real en que incurre el Partido Colorado, mientras que la  Concertación se maneja  en  "franciscanas campañas electorales".

Ello ha afectado, en todo momento, pero especialmente durante los últimos días de la campaña liberal, con la abierta  intervención del Presidente de la República en la campaña electoral luqueña y la inauguración de dos obras, que si bien no son sus obras,  bastó para que el electorado cambiara de parecer.

Envíe sus comentarios o sugerencias a esta dirección de correo electrónico


Google
 
Web www.infoluque.com.py