Primera Quincena de noviembre/2006

Cuando todos los analistas pensaban que los partidos pequeños darían un perfil diferente a esta nueva administración municipal, de institucionalidad fuertemente corporativa, dirigido por elites impregnadas de una visión pragmática de los asuntos Municipales, orientada por el interés privado y no por posiciones doctrinarias, se antepone el autoritarismo ante cualquier conducta desafiante frente a los cánones del poder, esto, parece haberse concretado, pero, esta vez se elegirá a la persona, el tiempo nos dirá del éxito o fracaso de esta elección.

La elección se polariza en los partidos tradicionales.


a presente elección municipal será diferente a las anteriores, los partidos tradicionales (Colorado y Liberal) se polarizaron. A pocos días de su realización, Luque parece acercarse a un inexorable empate político, en el que seguramente no habrá perdedores a la hora de analizar los resultados, y donde, a partir del esfuerzo entregado por los candidatos que pugnaron en esta elección, el voto independiente será el que determinará la justa.

Lo más interesante será, sin duda, los porcentajes nacionales de votos, sumados estos a una futura Alianza o Concertación, con vistas a las próximas presidenciales.
 

En lo que a los partidos políticos se refiere, lo cierto es que hay muy pocas ideas nuevas, mucho voto por personas y prácticamente cero visibilidad partidaria, todo indica que el próximo paso será la Concertación de Partidos Democráticos.

Incluido el Partido Patria Querida, cuya tendencia ideológica está muy cercana al Partido Colorado, reacio al momento de hacer afiliaciones, este partido hace mayor ostentación de pertenencia y filiación ideológica, cosa que las encuestas de opinión le dan un muy bajo porcentaje. En Luque cuenta con menos de 600 (seiscientos) afiliados, frente a los "grandes colosos" como lo son los partidos Liberal y Colorado con más de 27.000 afiliados cada uno, solo en Luque. 

En primer lugar, conviene, sin embargo, reflexionar sobre algunos aspectos que acrecientan la sensación de crisis de la actividad política y de intensificación de la ya de por sí baja credibilidad en los partidos y el sistema electoral.

Ante esto, los partidos no sólo son sordos frente a este tema sino que, por ejemplo, en materia de seguridad ciudadana todos ellos compiten sin distingos en la construcción de la imagen de una "clase peligrosa" con relación a la gente que deambula por las calles de Luque en busca de comida.

LIBERALES ACUSAN AL GOBIERNO DE PERSECUCIÓN
 

(*) La Concertación

El juez Alcides Corazón Martínez, de la ciudad de Pilar, en una insólita resolución, prohibió que la prensa radial, escrita y televisiva utilice las palabras concertación, alianza, unidad electoral y varios sinónimos de estas, cuando se refieran al liberal Carlos Silva, candidato de consenso de cinco partidos políticos de la oposición para la intendencia de Pilar.

El presidente del PLRA, Blas Llano, manifestó que esto constituye una flagrante violación de los derechos civiles y políticos de la ciudadanía, y de la libertad de prensa. Anunció que analizan denunciar ante la Organización de Estados Americanos la persecución político-judicial de la que es víctima su partido.

Los apoderados del PLRA en Pilar, Luís Delfino y José Augusto Paiva, recibieron ayer una cédula de notificación del juez electoral de la mencionada comunidad, Alcides Corazón Martínez, donde se les comunica que queda totalmente prohibida la utilización de las palabras concertación, alianza, unidad electoral, y otros 23 sinónimos de estas, en concentraciones, reuniones político-partidarias y en los medios masivos de comunicación.

 La medida obedece a una acción "de control y propaganda electoral" interpuesta por el Partido Colorado.
 

La prohibición cae expresamente sobre la candidatura de Carlos Silva, candidato a la intendencia por la Ciudad de Pilar, quien representará a cinco partidos de oposición (Unace, PEN, PPS, PPQ y PLRA) en las elecciones municipales del próximo 19 de noviembre, y de los concejales titulares y suplentes del PLRA.

Durante una conferencia de prensa, el intendentable liberal capitalino Jorge Léoz y su jefe de campaña Franklin Boccia acusan al Gobierno de perseguirles, de hacer cosas que ni el propio Stroessner se animó a hacer siendo dueño de este país, imputando a todos los candidatos liberales que están bien posicionados en las encuestas, prohibir al PLRA que utilice la palabra concertación" (*), agregó Boccia.

Esto pareciera que el partido de gobierno ya no ve, se permite que con una celeridad pasmosa, la fiscalía impute por supuesta lesión de confianza al ex intendente y actual candidato del PLRA, Blas Lanzoni de la ciudad de Ñemby. El viernes 27 de octubre último, el fiscal Augusto Salas allanó la comuna y se incautó de documentos, y en menos de 24 horas ya presentó la imputación. Lanzoni dijo que detrás de todo está el propio presidente, Nicanor Duarte Frutos, el caso es similar al de Meza Bría en Luque.

Entrada la noche de ese día el fiscal Augusto Salas presentó al juez de Lambaré, Hugo Camé, la carpeta de imputación de Blas Lanzoni y de la directora de Obras, Arq. Marta Ramírez, por supuesta lesión de confianza. El fiscal solicitó al referido juzgado medidas alternativas a la prisión.

El agente del Ministerio Público señaló que cuenta con documentos que avalan tal determinación y no descartó ampliar la carpeta de imputación contra los doce concejales de la Junta Municipal.

"Tenemos documentos de retiro de dinero sin los papeles respaldatorios, violaciones de la ley de contrataciones públicas y se realizaron varias contrataciones directas", expresó el fiscal. Agregó que, "el Ministerio Público actuó de acuerdo a una denuncia de la Contraloría y un concejal, y descartó la existencia de persecución y desmintió que mucho menos este detrás el presidente Nicanor Duarte Frutos".

Los procesos judiciales irregulares constituyen una constante violación de los derechos humanos en el Paraguay. La violación de la ley es constante y un aspecto preocupante. Así sostiene el jurista brasileño Belisario dos Santos, en una entrevista concedida al Semanario Judicial de ABC Color. Este experto de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y observador de los derechos humanos actualmente, la lucha por los derechos económicos y sociales se agudiza, y demuestra que para garantizar mejores condiciones de vida para la población queda mucho por hacer.

LAS URNAS ELECTRÓNICAS

Un segundo aspecto son las urnas electrónicas, las cuales la ciudadanía se resiste a usar. El voto universal, libre, directo, igual y secreto, es en un sentido general, que se podría decir que la historia de las reformas electorales ha seguido un camino común dirigido a convertir las votaciones en el instrumento más apropiado del régimen político con el que se identifica: la democracia.

El tribunal Supremo de Justicia Electoral (TSJE) defiende el sistema de votación mediante el uso de urnas electrónicas, aunque no se ajustan a lo que la constitución señala expresamente en el Capitulo X Articulo 118, el TSJE dice que las mismas están a disposición de todos los interesados para realizar una auditoria. De esta forma las acusaciones fueron rechazadas de plano por la actual administración de la Justicia Electoral.

Si bien de acuerdo a la Constitución Nacional en su Capitulo X Art. 118 referente a los Derechos Políticos dice; "El sufragio es derecho, deber y función pública del elector".

Y agrega; "Constituye la base del régimen democrático y representativo. Se funda en el voto universal, libre, directo, igual y secreto; en el escrutinio público y fiscalizado y en el sistema de representación proporcional".

El voto universal, libre, directo, igual y secreto, para quien sienta que se le ha hecho un fraude, la urna electrónica no reúne los requisitos que ordena la Constitución Nacional que es el escrutinio.

De esta forma, cuando nos habla -la Constitución- de un escrutinio público y fiscalizado en el sistema de representación proporcional, nos dice que cada una de las listas tiene que tener sus representantes o veedores que públicamente dan a conocer los resultados -mostrar los votos emitidos cuando son contados- la urna electrónica no lo admite.

LOS PARTIDOS POLÍTICOS DESDIBUJAN LUQUE

En tercer lugar, al mismo tiempo que los partidos políticos ven disolverse su institucionalidad territorial, opera una concentración del poder interno en grupos pequeños de dirigentes, que controlan fuera de toda ley y forma democrática su vida interna y sus relaciones con el Estado.

Si en una elección interna de un partido alguien comete fraude y en él está involucrado el Tribunal Supremo del partido, o éste omite pronunciarse sobre el problema, no existe ninguna ley que permita llevar el caso a un tribunal de justicia, a menos que se haya cometido un delito y se pueda probar, pese a que se están violando derechos ciudadanos por parte de instituciones catalogadas en la Constitución Nacional como organismos intermedios con un rol vital en la vida política del país, esto sucedió cuando el Sr. Presidente de la República asumió la conducción del Partido Colorado, violando el mandato Constitucional.

Se genera así para la democracia la paradoja que los partidos políticos reciben financiamiento de todos los ciudadanos, pero en materia de justicia electoral, nadie puede controlarlos. Ello ha llevado a que se cometan fraudes, se alteren padrones, se negocien los reglamentos y se cree un estado de informalidad y sospecha que desincentiva a los ciudadanos comunes a participar en política.

Por ello no es raro que para un candidato sea más importante el parentesco, el círculo de amigos o el vínculo corporativo, que la pertenencia a un partido, aunque es usual que se den juntos. Y que en el nivel electoral de la sociedad lo menos importante sean las propuestas y la coherencia, y prime la tendencia a capturar en forma clientelista al electorado a base de favores y pequeñas dádivas.

Así las cosas, y al polarizarse en dos partidos ya tradicionales, los resultados que arroje la elección del domingo 19 de noviembre, reflejarán muy poco de las reales capacidades partidarias, tanto por el Partido Liberal como por el Partido Colorado.

Más bien, el electorado luqueño ejemplificará, el haberse determinado la elección de un ex-intendente cuestionado y procesado judicialmente por abuso de confianza, (Liberal) y de otro que de la mano del partido de Gobierno, (Colorado) con la ayuda de todo el aparataje del Estado, a más de las oportunidades que proporciona el dinero.

Este es el panorama de la próxima elección, marcará en forma clara la madurez política del pueblo luqueño, y de tener proporcionalidad en las concejalias. Los partidos políticos ideológicos se están disolviendo como entidades sociales, y transformándose en sistemas de referencia remotos, altamente corporativizados, cuyo peso orgánico real no está en la sociedad, sino en los vínculos con las esferas del gobierno o del poder económico. Esta vez el electorado luqueño elegirá al hombre por sus valores y no por su partido.

Envíe sus comentarios o sugerencias a esta dirección de correo electrónico


Google
 
Web www.infoluque.com.py