Segunda Quincena de septiembre/2006

Esta fue una auto convocatoria a un taller de los candidatos a intendentes y concejales de Luque, en la Biblioteca Municipal. Se discutieron temas como las alianzas y lo que a su parecer cada uno de ellos esta dispuesto a hacer por Luque. Existe un evidente desacuerdo de los partidos o movimientos con los partidos mayoritarios a una alianza programática con el Partido Colorado y Partido Liberal.

Todos los intendentables en un "cara a cara" con la gente de Luque.

Elecciones en Luque: el poder de la gente.


n materia de elecciones nada es absolutamente seguro en Paraguay ni en Luque. Hace cinco años, cuando Vicente Cáceres le ganó la intendencia por muchos puntos a Miguel Angel Gill, se podía pronosticar que este sería el mejor Gobierno Municipal que hubiéramos conocido los luqueños.

Pero eso no fue así, cambió, y también por eso todos coinciden en cambiar el desastroso estado en que se encuentra la ciudad. Desde el primer año de Gobierno los luqueños se dieron cuenta que el Gobierno Municipal del Dr. Cáceres no reunia las expectativas con las cuales soñábamos los luqueños.

Luque es una ciudad de adhesiones políticas férreas y de una gran racionalidad a la hora de ejercer el voto. Y aunque las elecciones son momentos de gran emotividad partidaria, en nuestra historia como ciudad, después de la dictadura Colorada de 35 años son prácticamente inexistentes los casos en los cuales el electorado se haya dejado deslumbrar exclusivamente por la publicidad, la demagogia o el poder del dinero.

Porque, en su vocación democrática, el luqueño tiene una desconfianza enorme frente al poder incontrarrestable, de cualquier origen que sea. Y expresa una necesidad imperiosa de que los candidatos manifiesten claramente sus valores y programas, para asentar un juicio sobre la coincidencia entre hechos y promesas.

Medió entre un aserto se encuentran los hechos y las realidades de una gestión de gobierno municipal en la que descolló la negligencia y la poca visión de las autoridades hacia una ciudad que se fue deteriorando poco a poco.

Pero además, nuestra ciudad demanda respeto y cariño, pues la comunidad entiende que las acciones de un gobierno municipal no solamente deben crear desarrollo y riqueza sino también felicidad, aspecto que va mucho más allá de los simples valores monetarios de los negocios o la economía. La pregunta correcta a los candidatos es cuántos empleos han creado, sino a cuánta gente que no es de su partido, han echado de sus trabajos.

A cuantos han perjudicado en beneficio de sus correligionarios, no tenemos que olvidar que frente a la municipalidad se crucifico una ama de casa, hastiada del abuso que se enseñoreaba con ella y sus seis hijos, desde hace cuatro años.

La sociabilidad política de los candidatos requieren de este "cara a cara" con la gente, utilizando la calle y los mismos espacios públicos que la gente común usa para su recreación. Un cara a cara con sentido de comunidad, y no una versión contractualizada de un "estoy contigo" que no tiene masa, ni calle, ni epopeya.

Mientras para el ciudadano, la calle es apenas un lugar de tránsito entre su casa y su trabajo entre su club deportivo y su hogar, para el progresismo es el espacio de lo público, donde se articulan los barrios, las comunas, la ciudad. Donde se expresa el alma de lo social. En la que está "ese porcentaje de silencio que no alcanzan a captar las encuestas" nos decía un interlocutor.

El poder de la gente radica en el poder del voto. En las recientes elecciones internas de los partidos y movimientos políticos los resultados dieron una clara visión de que partidos son los mayoritarios en Luque.

El partido colorado cuenta con más de 30 mil afiliados de los cuales votaron 11.505. Mientras que los afiliados al Partido Liberal suman un poco más de 27 mil votaron 8.079.

La sorpresa la dio el Partido UNACE que de 3.000 afiliados votaron 2.800. Patria Querida cuenta con 600 afiliados y votaron 133. El Partido Encuentro Nacional que fuera la tercera mayoría a nivel nacional hoy en Luque cuenta con 134 afiliados.

Para entenderlo y usarlo en una elección se precisa de una convocatoria. De un sentido de presencia y movimiento. Una elección no es un espectáculo mediático que se mira por televisión. Es parte de un proyecto en el que la gente desea participar. Y aún estan esperando los luqueños, disciplinadamente en las esquinas de los barrios, a que alguien los convoque a mostrar el poder de la gente.

Lo cierto es que hoy, para asegurar algo, habría que manejarse en términos turfísticos: esto es, César Meza Bría es el "gran favorito", pero, Raúl Karjallo puede ser la "gran sorpresa" este 19 de noviembre, puesto que los demás partidos y movimientos con menos de un millar de votos no tienen chance alguna para sentarse en el sillón del Intendente de Luque. El poder de la gente, esta en la gente, que en silencio marcará su voto y nos dirá cual es el Intendente que nos guiara en este periodo.
 

Envíe sus comentarios o sugerencias a esta dirección de correo electrónico


Google
 
Web www.infoluque.com.py