PS Quincena de Mes/200X

Dicha situación obliga a que el gobierno en ejercicio a más de extremar los acuerdos en materia económica, tener que tener en cuenta a los "de afuera" como ciudadanos, estos aportan mucho más al país que lo que se registra en exportaciones. Lo que aportan los emigrantes paraguayos al país es más de U$S 500.000 al año. La oposición en el uso de sus facultades administrativas debe facilitar con decisiones propias desde su condición de tal en solucionar este problema.

El emigrante paraguayo debe tener derecho a votar.

Reforma constitucional y código electoral.


 

Una Constitución Política no es buena ni mala en sí misma, sino que lo es en relación a la capacidad que tienen sus normas para regular de manera consensuada los hechos políticos y sociales del país, y resolver los problemas del gobierno y el desarrollo en un plano de estabilidad institucional y paz social.

Por lo mismo, ella no puede ser sólo el resultado de un ejercicio matemático acerca de las relaciones de poder entre grupos políticos, ni un vínculo instrumental para aquellos que aspiran a los más altos cargos de gobierno.

Las grandes constituciones, en todas las épocas, no son aquellas disciplinadoras de la sociedad, sino aquellas capaces de captar el alma cultural de la sociedad, y expresar, de manera flexible, tanto los acuerdos como la diversidad, en un ambiente de libertad y armonía que permita que el gobierno sea ejercido efectivamente por la mayoría.

Después de diez y seis años de poner fin a la dictadura, el país todavía espera por un consenso político que aleje su institucionalidad del autoritarismo y la ubique en una perspectiva democrática y moderna.

Sin embargo, el funcionamiento de las instituciones impropias de una democracia se ha vuelto rutinario, y no ha existido voluntad suficiente para terminar incluso con el rol ''tutelar'' del propio Partido Colorado, presente en instituciones como ser los asesores en las hidroeléctricas, con sueldos millonarios.

El actual proceso de reformas, que terminaría definitivamente con algunas de estas situaciones, tiene, todavía, la falla fundamental de no modificar el sistema electoral de listas cerradas y que los paraguayos que se encuentran en el exterior elijan a sus autoridades.

Es bastante evidente que un gobierno de carácter autoritario o proclive al uso de la coerción como herramienta política, podrá hacer cambiar, y mucho, el clima de paz que se respira actualmente en el país, sin necesidad de que existan diferencias encarnizadas entre los oponentes políticos. O que una identificación exacerbada con intereses privados, que podría dejar al país inerme ante los grupos de poder.

Pero el efecto más perverso del actual sistema electoral, y es que continúen las cosas como están, con un gran numero de paraguayos sin derechos cívicos, estos son "los de afuera". El desamparo de nuestros compatriotas podría permanecer intacto pese a eventuales reformas, que se han producido en las elites políticas del país, que en el futuro incluiría a la Concertación de Partidos Democráticos.

En la actualidad la estructura política del país, junto con carecer de incentivos democráticos para las minorías, las que no tienen ninguna posibilidad de obtener representación parlamentaria ni ser opción a futuro, con nuestro sistema político se han dado a luz a una clase de dirigentes que asumen las instituciones y la gobernabilidad del país como un asunto de interés privado. Ello esta a la vista, los partidos pequeños, desde los Demócratas Cristianos pasando por los ecologistas, en su mayoría estos movimientos no tienen representación parlamentaria, como tampoco la tienen los emigrantes. Los del futuro 18º Departamento.

La reforma Constitucional, tiene que hacerse sin pasar por alto a nuestros compatriotas que viven en el extranjero, mal que mal ellos están aportando U$S 500.000 al año, y son el sostén de sus familias en el Paraguay.

Las remesas familiares de divisas generadas por compatriotas, en especial; España, EE.UU. y Argentina, totalizaron en el 2005 US$ 160 millones, de los cuales solo un poco más de US$ 73 millones fueron canalizados a través del sistema financiero.

El Banco Central del Paraguay (BCP) se apoya en un sistema de encuestas para dimensionar mejor el nivel de los ingresos de divisas que representan las remesas familiares que en los últimos meses se ha potenciado considerablemente con una masiva salida del país de compatriotas en busca de fuentes de trabajo y apuntan principalmente a España.

En tanto que le estamos dando nosotros a ellos, el Parlamento y el Gobierno tiene que tomar cartas en el asunto, organizando a nuestros compatriotas, dándoles participación social a través de un censo de Paraguayos en el exterior, en el Paraguay de hoy no hay perseguidos políticos quien esta afuera es porque quiere estar, no por eso dejan de ser paraguayos, sin derechos cívicos.

Hoy día es impresentable que nuestros compatriotas en el exterior no tengan los mismos derechos cívicos por igual. De lo contrario, seguiremos teniendo un país dividido en dos, los de afuera y los de adentro, ante esta disyuntiva es mejor cambiar la Ley electoral

Entonces; ¿Porque no armarse como República y esperar nuestro segundo centenario todos unidos en el 2011? dejar las cosas tal como están, se instalaría la sospecha de un acto egoísta destinado a satisfacer las ambiciones personales de los mismos.

¡¡Viva nuestro bicentenario!! Pero todos juntos.


Google
 
Web www.infoluque.com.py