El encuentro se realizo en el Centro Balderrama de Luque, al que asistieron unas 200 personas a fin de dar su merecido homenaje al maestro, quien con dificultades físicas (utiliza silla de ruedas), se hizo presente para compartir un grato momento con sus ex pupilos y recibir dos pergaminos, uno instituido por la "Aso" de los Técnicos de Fútbol y otro por los ex jugadores del Sportivo Luqueño, formados por don Carlos.

En 1976 Sportivo Luqueño jugó su primera Copa Libertadores de América.

Carlos Arce recibe el reconocimiento de Luque.


Don Carlos Arce junto a su nieto Marcelo, quien día a día le da animo y deseos de seguir viviendo .

n un día que es larguísimo en la vida de don Carlos Arce (82), postrado en la cama por una antigua dolencia que le impide caminar y un accidente cerebrovascular -sumado a cuatro operaciones de la retina- que le quitó casi completamente la vista y el movimiento motriz.

El emblemático ex wing izquierdo y entrenador del Sportivo Luqueño fue homenajeado en vida, con el pelo plateado por los años, la voz marchita que trata de hilar los recuerdos que se le vienen en caravana.

Carlos Arce que había venido un buen día de Yaguarón cargando sus sueños en la mochila verde olivo de soldadito, esos sueños se hicieron realidad años más tarde en su querido Luque. Fue allá por los años 50 del siglo pasado, recaló en Luque para hacer historia en la escuadra Azul y Oro.

En 1953 jugó varios partidos como titular antes del famoso título del Auriazul, ya que fue transferido al fútbol colombiano. El regreso se hizo esperar, pero trajo algo que hasta hoy día atesoran los luqueños: en calidad de entrenador (1975) condujo al
Sportivo Luqueño a jugar su primera Copa Libertadores de América en 1976.

"El fútbol de antes era más bonito", esto refiriéndose a que era un fútbol competitivo en donde se mojaba la camiseta, vive rodeado de su familia que le brinda cariño en su casa enclavada en el centro mismo de Luque. Don Carlos esta al cuidado de su única hija Miriam, quien junto a su hijo le regalan alegría. (Marcelo, el nieto de don Carlos).

-No hay que querer perder, perdiendo por uno, dos o tres goles lo mismo tiene que pelear en la cancha para defender sus colores, suele comentar do Carlos..

Su hija Miriam destacó que hay personas que siempre vienen a saludar a don Carlos son Lionel Bareiro, conocido arquero de luque, Topo Giménez, Ramón Hicks, Emigdio Arce y Modesto Sandoval, y Julio César Romero "Romerito" que por vivir a pocas cuadra de la casa de don Carlos lo suele visitar más a menudo.

Este gran ex entrenador de luqueño don Carlos Arce que había nacido en Yaguarón, y que por el amor y garra adquirió con el tiempo la ciudadanía luqueña y gracias al recuerdo imborrable que dejó su paso por el
Sportivo Luqueño.

El ex futbolista de luqueño Julio Cesar Romero "Romerito" destaca que luqueño es el club de sus amores, y recuerda que en el 76" al finalizar, en primera división, recibió el apoyo de don Carlos Arce como técnico, y luego en el 77'' en el campeonato oficial debuté, estando ya desde el comienzo con el técnico Walter Chamorro.

En el homenaje estuvieron presentes el "Loco" Gabriel González, el "Peque" Miguel Angel Benítez, Gerardo González y muchos otros destacados ex jugadores se hicieron presentes para dar su testimonio de gratitud a don Carlos.

Se realizó un partido de fútbol en el que intervinieron los ex futbolistas, los entrenadores y algunos directivos, para luego dar paso a la cena, ya que los organizadores habían vendido las adhesiones y en los próximos días harán entrega de lo recaudado a la familia Arce, que lleva una vida especial al lado del "profe", quien requiere de un cuidado permanente.

De don Carlos Arce se tiene que hablar en Luque si de fútbol se trata. Hoy don Carlos Arce vive de la rentas, en su trayectoria como futbolista vistió las camisetas del
Sportivo Luqueño, Guaraní, Nacional y Libertad, además de triunfar en el Boca Juniors de Colombia. Tampoco faltó su presencia en la selección paraguaya allá por la década del 50.

Pero el recuerdo más imborrable de Arce es, sin dudas, su paso por la dirección técnica, estando al frente de su amado Kure Luque en cuatro oportunidades. También entrenó al Santiago Moorning de Chile, Estudiantes de Mérida de Venezuela y la Liga Deportiva Universitaria de Ecuador, entre otros clubes. "Jesús Manuel Pallarés lo llevó a Alemania a especializarse en la dirección técnica".


Fuente: Ciudad de Luque...la aldea global ha llegado. Foto: Gentileza, Marta Velazquez.