Además de su seguridad bajo los tres palos, el cancerbero luqueño José Luis Chilavert pasará a la historia por su gran habilidad y efectividad en el lanzamiento de tiros libres. La potencia y colocación de sus disparos le hicieron conseguir muchos goles en este tipo de acciones. La mejor imagen se pudo observar durante un partido disputado por la selección de Paraguay en la Copa América celebrada en 1993 en Ecuador.

Con tan sólo 15 años de edad, defendió el arco de Sportivo Luqueño.

José Luis Chilavert, un arquero goleador.


Llegaron los títulos, y con ellos el reconocimiento de todos y la idolatría del público fútbolero.

n 1988 fue contratado por el Real Zaragoza, club de la Primera División de la Liga española en el que militó hasta 1991, año en que regresó a Argentina para defender la portería del Vélez Sársfield.

En 1992, bajo la conducción técnica de Eduardo Manera, fue subcampeón del Torneo Clausura y se consagró campeón de la Liguilla pre-Libertadores, pero luego el sueño de jugar la Copa se vio frustrado al perder 1-0 con Newell's Old Boys.

Con la llegada de Carlos Bianchi en 1993, Vélez ganó una seguidilla de títulos en los que Chilavert fue una de las principales figuras, no sólo por sus atajadas decisivas sino también por sus goles.

Sin embargo, nada de eso será suficiente para comprender en su real dimensión la enorme trascendencia que este luqueño ha tenido en la historia del fútbol mundial y particularmente en la de Vélez Sarsfield. Porque lo hecho por José Luis Félix Chilavert en la década del '90 y más precisamente desde 1993 es algo que, simplemente, supera los límites que cualquier mente humana pueda imaginar.

Con Vélez Sársfield logró los mayores éxitos de su carrera, entre los que se cuentan la conquista de cuatro títulos argentinos (Torneo Clausura 1993, Torneo Apertura 1995, Torneo Clausura 1996 y Torneo Clausura 1998), una Copa Libertadores (1994), una Copa Intercontinental (1994), una Copa Interamericana (1995), una Supercopa de Sudamérica (1996) y una Recopa de Sudamérica (1997).

Además de por su excepcional clase como portero, Chilavert destaca por su gran personalidad en el terreno de juego y por una especial habilidad y destreza en el lanzamiento de penaltis. Empezó a marcarlos en su etapa en el Zaragoza e incluso libres directos, llegó a anotar uno desde su propio campo jugando en el Vélez.

Durante su carrera profesional llegó a marcar 62 goles en partidos oficiales según la Internacional Federation of Football History & Statistics, convirtiéndose en el portero más goleador de la historia del fútbol.

Con la selección nacional de Paraguay tuvo una destacada actuación en la Copa del Mundo celebrada en 1998 en Francia. El combinado paraguayo, liderado por Chilavert, alcanzó la fase de octavos de final, siendo eliminado por la selección de Francia, que finalmente resultaría vencedora de dicha competencia.
 

Chilavert vuelve a la carga
Quiere ser titular del fútbol paraguayo

Asunción - José Luis Chilavert vuelve al primer plano al admitir que podría postularse en marzo de 2007 como presidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF), cuyo titular actual es su principal enemigo, Oscar Harrison.  En marzo del 2007 enfrentaría a Oscar Harrison.

Chilavert dijo, en declaraciones a medios radiales, que varios dirigentes de la APF le propusieron enfrentar a Harrison en la asamblea de marzo "disconformes por su manejo dictatorial" de la entidad.

El ex portero de Vélez Sarsfield y del combinado albirrojo guaraní dijo en una comunicación telefónica a la cadena de Tv univision  desde Buenos Aires, que vendrá este fin de semana para "madurar" el proyecto.

El estatuto de la APF sostiene que el presidente de la asociación "será ciudadano paraguayo, persona caracterizada, de 30 años de edad cumplidos, por lo menos, con notorio prestigio personal y con antecedentes de una distinguida actividad en el fútbol nacional".

La idea de la postulación de Chilavert se produce en medio de duras críticas que viene recibiendo Harrison desde el fracaso del combinado nacional en Alemania-2006, donde el equipo quedó eliminado prematuramente tras dos derrotas sucesivas ante Inglaterra y Suecia.

Chilavert y Hugo Orlando Gatti, portero argentino de fútbol, seguramente el más genial de todos los tiempos, son los primeros de la saga de excéntricos con el que compartía el gusto por estrafalarias vestimentas y la costumbre de salir fuera del área, que también han mantenido otros porteros sudamericanos como René Higuita, Jorge Campos y el propio José Luis Chilavert.

Su forma de actuar bajo los tres palos ha sido seguida por otros muchos porteros sudamericanos, algunos de los cuales, como Hugo Orlando Gatti, René Higuita, lo de José Luis Chilavert, ha alcanzado fama mundial.
 

Cuando miramos a estos ídolos mundiales nos damos cuenta que de este pequeño pueblo, como lo es Luque, salió uno de los mas grandes porteros contemporáneos que ha tenido el fútbol mundial. Y de eso estamos orgullosos.

Cuando miramos a estos ídolos mundiales, repetimos estas palabras para que ojalá aprovechemos esta chance y sigamos conjugando este alegre juego para que las generaciones futuras puedan reflejarse con hidalguía que nosotros los luqueños podemos, con tolerancia, competencia sin prejuicios de ninguna índole, tanto en la pequeña aldea multicultural como en la aldea global, la suya, la mía. Y conste que el fútbol a los luqueños nos puede llegar a importar un "pito".

Pero con este verdadero caudillo. Un ídolo como pocos. Un símbolo de una era, la más brillante de la historia futbolística de Luque, no nos puede dejar de importar. Es la era de José Luis Chilavert.


Fuente: Ciudad de Luque...la aldea global ha llegado.