La Confederación Sudamericana de Fútbol, fundada el 9 de julio de 1916, es la reunión de las asociaciones nacionales sudamericanas, miembros de la Federación de Fútbol Asociado (FIFA), constituidas en una organización regional y deportiva, la cual tiene por objeto "unir, bajo una autoridad común, a las asociaciones nacionales de Sudamérica a fin de lograr el mejor desarrollo y control del fútbol en Sudamérica" (Estatuto, Art. 2). Todas las asociaciones nacionales afiliadas y reconocidas gozan de iguales derechos y tienen las mismas obligaciones.

El museo de la CONMEBOL, "todo lo que pasa en Paraguay, pasa por Luque".

La sede del fútbol mundial en mi aldea, la CONMEBOL.


Confederación Sudamericana de Fútbol.

a CONMEBOL nació de la realización de un torneo entre los países del continente sudamericano. La primera Copa América, realizada en 1916, fue el inicio de este organismo, compuesto originalmente por las asociaciones de Argentina, Brasil, Chile y Uruguay. Posteriormente, las restantes asociaciones sudamericanas se unieron a CONMEBOL: Paraguay (1921), Perú (1925), Bolivia (1926), Ecuador (1927), Colombia (1936) y Venezuela (1952).

La CONMEBOL se sostiene económicamente por varias fuentes de ingresos, entre las cuales pueden citarse las siguientes: la asistencia financiera de la FIFA; la cuota de afiliación de cada Asociación Nacional; la cuota de inscripción de los clubes a cada competencia organizada por la CONMEBOL; el aporte de los patrocinadores de cada una los torneos; un porcentaje de toda comercialización de derechos de TV, estática y recaudación, de cada competición (a fin de controlar estos ingresos, la Confederación designa a un representante, que actúa de Comisario Deportivo, en cada uno de los partidos que se organizan.
 

Selecciones asociadas
a la CONMEBOL

* Argentina
* Bolivia
* Brasil
* Chile
* Colombia
* Ecuador
* Paraguay
* Perú
* Uruguay
* Venezuela

El doctor Nicolás Léoz cumplió 20 años como presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CSF) y, por ello, recibe distinciones y salutaciones en reconocimiento a su destacada labor. Nicolás Léoz asumió como presidente de la Confederación en el congreso realizado en Bogotá (Colombia) en 1986.

Por dicho acontecimiento, en el mayo de 2006 la Universidad Nacional de Asunción lo distinguió. Lo invistió como Doctor "Honoris Causa" de la institución de la que el doctor Léoz es egresado.

Nicolás Léoz como presidente de la CONMEBOL trabajo arduamente para que la sede de este organismo sudamericano estuviera en luque. Nicolás Leoz (paraguayo) ha sido su presidente desde 1986.

En el año `93 la CONMEBOL adquiere los terrenos de la
Municipalidad de Luque, dando así el puntapié inicial de la sede y a esta historia de tantos atletas amantes de este deporte.

 

Nicolás Léoz, su radiografia:

Fecha de Nacimiento: 10 de septiembre de 1928.
Lugar: Pirizal, Chaco paraguayo.
Edad: 77 años
Estado Civil: Casado.
Club: Libertad.

Profesiones:
periodista, profesor, abogado, empresario, dirigente deportivo.

Ocupaciones actuales: Presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol, Presidente Honorario del Círculo de Periodistas Deportivos del Paraguay, del club Libertad y de varias otras asociaciones. Miembro del Comité Central de la FIFA.

Ocupaciones anteriores: Presidente de la Liga Paraguaya de Fútbol; Presidente del Club Libertad; Presidente del Tribunal de Justicia de la Confederación Paraguaya de Básquetbol; Profesor de
Historia en los colegios Nacional de la Capital, Nacional de Niñas y de la Escuela de Comercio; Periodista Deportivo de 1944 a 1950.

Otras actividades: Comerciante (Tienda La Princesa), empresario del Transporte (Fundador de
Panchito López), gestión inmobiliaria, hasta hoy día (Léoz Propiedades).

Títulos Honoríficos: Doctor “Honoris Causa” de la Universidad de Río de Janeiro, Brasil; Miembro de Honor de la Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa, Perú; Secretario, Ujier y Ordenanza del Juzgado de 1ª Instancia en lo Civil.

Reconocimiento y condecoraciones: FRANCIA: Orden Nacional de la Legión de Honor, en el grado de Gran oficial; COLOMBIA: Orden de Boyacá, en el grado de Gran Cruz, Comendador de la Orden de San Carlos; ARGENTINA: Gran Oficial de la Orden de Mayo; Brasil: Comendador de la Orden de Río Branco, Orden Civil del Estado de Mato Grosso de Sul; CHINA: Orden de la Estrella Brillante con Corbata Especial; MEXICO: Reconocimiento Ohtli; ECUADOR: Orden Nacional del Mérito; CHILE: Gran Cruz de la Orden de Bernardo O’Higgins; JAPON: Orden del Sol Naciente con Rayos Dorados y Rosetón; BOLIVIA: Comendador de la Orden nacional Simón Bolívar, y varias otras de gobiernos autónomos, estados, departamentos, poderes del estado de numerosos países y ciudades. Ciudadano Ilustre de: Mar del Plata, Barranquilla, Bogotá, Pereira, Armenia, Cali, Santa Cruz de la Sierra, Cochabamba, Arequipa, Ciudad del este, Luque, Villarrica, Coronel Oviedo, Pirayú, la Serena, Iquique, Coquimbo, Quito, Guayaquil, Cuenca, Montevideo, Rivera, Kobe, Nara, Kuriyama. Liédeda (España).

Condecoraciones deportivas de: las asociaciones de fútbol de todos los países de la Conmebol, de la Real Federación Española, de asociaciones regionales, gremiales, municipales y olímpicas de varios países.
Socio Honorario prácticamente todos los clubes de primera división y de las principales divisiones de ascenso de Sudamérica.

Hijo Dilecto: de la Ciudad de Asunción.

La frase: “Cuando me reúno con los periodistas, es como volver a vivir, a cargar baterías, para seguir trabajando con entusiasmo por el fútbol” 

(V Congreso de Periodistas Deportivos del Paraguay, 22 y 23 de abril de 2006).

Entre el ´95 al ´98 se construye el edificio en esos terrenos y se consolida en Luque la CONMEBOL. Desde esa época Nicolás Léoz, su presidente, no ha parado de mejorar y valorizar el lugar.

La sede "pontificia" del fútbol sudamericano, la Confederación Sudamericana de Fútbol fue inaugurada el 23 de enero de 1998 con la presencia de distinguidas autoridades nacionales e internacionales.

Para los amantes del fútbol, en especial los luqueños, en junio del ´99 se realiza el campeonato de la Copa América, las calles de Luque se llenan de fanáticos del deporte rey.

Los vecinos comienzan a apostar junto a la familia. Los adultos, cerveza. Los niños y jóvenes, gaseosas y helados. Al calor de 30 grados en pleno invierno -en Paraguay no hay invierno- lentamente comenzó a llenarse el paisaje luqueño con turistas de diferentes nacionalidades, cada cual con camisetas, banderas, el rostro pintado, distintivos de su país y equipo.

La autocensura de cualquier forma de regionalismo se impuso en este pueblo, se embanderó, música folclórica, insignias, las banderas de los clubes deportivos, sumados a la historia que ya atraviesan varias generaciones como pueblos líderes. Los jóvenes comenzaron a romper con alegre irreverencia aquel gran tabú, disfrazándose, poniéndose collares y pintándose con los dos colores, azul y amarillo enarbolando banderas en autos y bicicletas... Y este pueblo grave, autoreprimido y con el lastre de una dictadura que lo mantuvo oprimido, comenzó a reír, a contagiarse con la euforia de tantas naciones en las calles de Luque, los estadios, la pantalla chica.

En ese momento la Copa América tocó directamente nuestra puerta. Allí estaban los "fanáticos", agotados, hambrientos, las mochilas repletas de ropa sucia. Estos mosqueteros latinoamericanos, nos los habían mandado la poesía del fútbol.

Los proyectos, las añoranzas, la chipa, (tortillas de maíz) y la mandioca mientras en los estadios el fútbol, los turistas conocieron los palmitos, las empanadas chilenas (luqueñas), la sopa paraguaya y por supuesto nuestros cortes de carne asada.

Se compraron una réplica de la pelota y jugaron, jugaron hasta en los paraderos de los ómnibus. Partieron limpios y descansados a sus países de origen. Si alguien perdió en el juego, perdió dignamente contra el rival.

Y partieron los últimos días de su pasaje a todos los lugares que los alcance en nuestra bella América Latina. Mientras los recuerdos de la feria de artesanal instalada para esos días, fueron los presentes adquiridos con nuestras artesanias y donde comieron lo típico.

Cuando todos partieron de este extraordinario evento. Ellos se fueron, cada vez que un luqueño pasa por las inmediaciones del edificio de la Confederación, piensa en esos deportistas. ¡un auto pasa tocando la bocina, con bandera azul y oro del luqueño, gritando; ¡dale chanchon! / ¡dale chanchon! / ¡dale luqueño campeón!.
 


Fuente: Ciudad de Luque..la aldea global ha llegado (tomo 2). - Foto: gentileza, Miguel Espinola.