Herramientas

Aumentar tamaño del texto

Disminuir tamaño del texto

Primera  Quincena de Febrero/2007

Entre las características negativas de los luqueños registradas también por otros humoristas están las habilidades de los "maestros" del alambrito vaí vaí, el "venga la otra semana", el afán de sufrir con el fútbol los domingos por la tarde en el Feliciano Cáceres, el robo a todo nivel a vista y paciencia de nuestras autoridades, la crueldad en los hospitales en especial con el tema del dengue, la movida política y el mal uso del lenguaje, castellano o guaraní y los diminutivos.

El ser luqueño, el líquido ambarino que brilla, y el "regalo del sol".

Sólo cinco casas son monumentos históricos.


La estación de Luque data desde  el año 1861, por aquí pasaron guerras y revoluciones, y aún sigue en pie.

La casona que en vida fuera de Julio Correa, pronto a ser convertida por la Gobernación de Central en museo. El sótano habla claramente del estilo  europeo, de comienzo del siglo pasado  

Lo que queda de la ex fabrica de licor de caña de azúcar  de Meza Hermanos, esta en pie desde comienzos de la Guerra Grande.

La casa que sirviera a Impuestos Internos, y al periódico "El Espectador Luqueño" por décadas, fue construida en el año 1911. 

La casa de los veteranos de la Guerra del Chaco, varias veces salvada del remate por los propios ex combatientes. Una casa campestre en medio de la ciudad, a mediados del siglo pasado 

o nuevo está en el vocabulario reciente, cuando te vistes con traje, "andas de tragedia", dicen, y  ¡¡pareciera que fuera cierto!!, lo usas cuando te casas, te vas a un velatorio, o te mueres.

La liberación sexual, el abuso de poder y la prepotencia de quienes antes no tuvieron nada. Lo magistral es la gente de bien, donde se dan algunas claves del reconocimiento entre pares según el habla coloquial y las mil combinaciones de apellidos y parentescos  que se aprenden desde la cuna y es como un Gotha (*) oral, y así, aunque esta aristocracia luqueña de hoy es un segmento del grupo, esta no llega a confundirse con la elite dominante.

Quieren decir a todos que son los dueños del país, pero tienen una visión pesimista del futuro, en una sociedad llena de violencia generada por la pobreza, con la mayoría de los hijos nacidos fuera del matrimonio y una ambición política que actúa como un filtro paralizante de las mejores iniciativas.

En este entorno han sobrevivido cinco monumentos históricos de Luque. La casa alquilada por el Ministerio de Hacienda,  Virgen del Rosario Nº 35, fue la  casa de impuestos internos, por más de tres décadas. Esta casa  por años sirvió  a su dueño como la casa matriz del periódico "El Espectador Luqueño", antes de ser perdida por él en un proceso judicial, sabe Díos si en unos años más podremos enterarnos si ese juicio fue justo. Solo la memoria histórica de Luque nos dirá la verdad.

Este lugar histórico se sumó a ese carácter que también obtuvo la protección, al igual que otras casas que no han sido demolidas o han caído, (varias cayeron) mientras otras siguen en pie porque los herederos o sus dueños las conservan o porque están dentro de una zona típica de la llamada protección.

Muy pocos inmuebles privados han  cobrado  valor, como la residencia del dramaturgo Julio Correa, que está actualmente bajo la protección de la Gobernación del Departamento Central, esa casona casi fue declarada de "monumento histórico" por el Departamento de Bienes Patrimoniales de la Municipalidad.

Otras propiedades, en tanto, pasaron al olvido, porque no tuvieron herederos o no solicitaron a la Municipalidad protegerlas como parte del patrimonio histórico del país, es lo que le ocurre a la estación del ferrocarril.

Sí lo hizo la Unión de Veteranos de la Guerra del Chaco, (UPV Chaco) que están previendo no se les venda su patrimonio, en cambio, y también se han demolido casas históricas como la casa de Jacare Valija, se hizo para darle ese status de grande a un supermercado luqueño. No se consideró "el contexto histórico" para esa protección, porque en su corto período de funcionamiento el supermercado vivió en ella, pese a que se compro con la promesa de palabra, que se la protegería.

Miembros integrantes de la Casa de la Juventud, denunciaron este caso a las autoridades nacionales a la Gobernación y el enjuiciamiento en ese entonces del Intendente Dr. Vicente Cáceres por permitir la depredación del patrimonio nacional y luqueño.

El propio hijo de Jacare Valija se encadenó a una de las rejas cuando supo que la casa seria demolida.

La exención de contribuciones a los monumentos históricos podría ser una ventaja que sólo se puede aplicar por Ley. El Estado tampoco se ha preocupado de adquirirlas y preservar esa memoria histórica.

Así, parte de la historia de Luque y el Paraguay, se fue con la demolición o destrucción de estas residencias. En esa línea se encuentra la ex Fabrica de Caña de Meza Hermanos, que funciono por más de medio siglo como fabrica.

Esta casona sirvió antes de la contienda Chaqueña como un lugar de reunión de los liberales "jaristas" donde el Cnel. Albino Jara (1.912) instaba a luchar contra los Radicales de Manuel Gondra. Al estallar la Guerra del Chaco, los dueños de la fabrica decidieron convertir sus tierras en una gran  chacra, todo lo que se producía en  la chacra "La Patria" era enviado al Chaco, además, por esos años  sirvió de refugio a soldados bolivianos que caían prisioneros.

Aunque se podría tener, otro punto de vista, esta fabrica de caña dejó de producir el licor de caña durante los años de la guerra, este "regalo del sol" que constituye el licor nacional perfecto porque es mestizo, al igual que el pueblo paraguayo: en parte indígena, y en parte español". Como quiera que sea, la caña se convierte en el símbolo líquido del Paraguay en esa época.

El licor de caña paraguaya, desde sus humildes orígenes prehispánicos, es la ardiente bebida paraguaya que se ha convertido en una de las favoritas del público internacional y compite seriamente con el mejor finest scotch whisky.

"Ndaikatuveima aiko en el oscuro silencio / oi pype sentimiento che jopýva che kamba", con  esta tonada de Hilarión Correa, "Che kamba resa jajai", vibraban de emoción las voces de los cantores, que se alzaban acompañadas de las notas de sus arpas y guitarras.

Terminada la Guerra del Chaco, en cualquier enramada bajo un buen mango, los que se reunían, en especial los familiares de algún combatiente que creían muerto,  celebraban su feliz retorno,  entonaban junto con los músicos canciones dedicadas a la madre y porque no, de algún  amor no correspondido,  animados por el líquido ambarino salido de esta casa "Meza Hnos.", liquido que brillaba en los vasos cortos y delgados con licor de caña que tenían en frente a ellos.

La fama de la caña paraguaya contradice sus orígenes humildes. Hace ya un milenio, los indígenas aprendieron a extraer la savia de las largas y carnosos tallos de la caña de azúcar, nombre común de ciertas especies de herbáceas vivaces de un género de la familia de las Gramíneas. La caña de azúcar que se cultiva en el Paraguay, mucho es por el azúcar que contiene en los tallos, formados por numerosos nudos.

Esta casa fue todo un símbolo de todo este mundo maravilloso del Luque de ayer. Al terminar la Guerra del Chaco (1935), y la llagada de la larga dictadura, (1954) el esfuerzo desplegado por sus dueños llagaba a su fin, para dar lugar a otra forma de economía.  

Llegaba la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989), quien monopolizo para sus amigos la fabricación y distribución del licor de caña, aparte de perseguir políticamente a los propietarios de este ingenio. Hoy esa casona, esta a punto de derrumbarse.

Según explican los vecinos, hay otras casas protegidas por las llamadas "zonas típicas", como sucede con la peatonal, del licor de caña, de esta delicia, seguiremos hablando en otra nota.

Envíe sus comentarios o sugerencias a esta dirección de correo electrónico

(*) Gotha.- Alberto de Sajonia-Coburgo-Gotha (1819-1861), príncipe consorte de Victoria I de Inglaterra. Marx en "Crítica del programa de Gotha" (1875) aclamó a la Comuna como "la forma política, finalmente hallada, en la que podía producirse la emancipación del trabajador", y poner fin a la burguesia conservadora. Durante su estancia en Inglaterra, Marx también escribió crónicas sobre acontecimientos sociales y políticos para periódicos de Europa y Estados Unidos, entre ellos varios artículos sobre las 'revoluciones liberales' en España y en la América hispana.


Google
 
Web www.infoluque.com.py