Primera Quincena de Marzo/2005

Hace 70 años, un 12 de junio de 1935 al medio día, Luis a Riart, (paraguayo), Tomas M. Elio (boliviano) y los negociadores Carlos Saavedra Lamas, canciller argentino; José Carlos de Macedo Soares, canciller brasileño; José Bonifacio de Andrada e Silva, embajador brasileño; Luis Alberto Cariola, embajador chileno; F. Nieto de Rio, delegado especial chileno; Alexander W. Weddell y Hugo Gobson, embajadores norteamericanos; eran algunos de los convocados para concertar la cesación de las hostilidades entre el Paraguay y Bolivia por medio de una "Conferencia de Paz" del Gobierno Argentino.

 

Veteranos de la Guerra del Chaco,
una mezcla de historia y leyendas.


l 12 de junio de 2005 se conmemora el 70º aniversario del cese de la contienda bélica librada entre Paraguay y Bolivia es una fecha en que la República se ha impuesto el noble deber de recordar a sus héroes, y no solo a quienes condujeron las acciones en el frente de batalla, sino a aquellos excombatientes que sobreviven para "orgullo" de la sociedad, acostumbrada a rendir "tributos" a quienes ofrecieron sus vidas en tan cruel contienda.

Las generaciones actuales todavía poseen el privilegio de continuar contando con un contingente, ya muy reducido en número, pero grande en espíritu, de veteranos de la Guerra del Chaco. Los de menor edad entre ellos cuentan por lo menos con 84 ó 85 años, los que por más tiempo actuaron en el Chaco rondan en general los 92 años de edad, pero en todos anida el sentido de identidad nacional que a través de centurias forjó la nación paraguaya.

En estos tiempos que corren, en donde la identidad conquista el simbolismo encarnado por nuestros veteranos del Chaco, adquiere un muy alto valor.

Es el suyo, un ejemplo de muchas facetas. Vemos allí ante todo el sentido de abnegación en el servicio a la patria.

No se buscaba el beneficio personal; por el contrario, cada uno se olvidaba de sí mismo hasta el extremo de arriesgar cotidianamente la vida y de aceptar sin quejas toda suerte de sufrimientos y penurias.

Destacaban asimismo, en todos los niveles, la apelación a la inteligencia y el espíritu de superar los obstáculos derivados de la parquedad de recursos, en "la hora más gloriosa" del Paraguay.

Artículo Relacionado.

Gabriela Mistral y la Epopeya del Chaco.

Gabriela Mistral (1889-1957), seudónimo de Lucila Godoy Alcayaga, poetisa y diplomática chilena, consulesa de Chile en España en los años de la contienda Chaqueña, en octubre de 1933, lanza un comunicado como un esfuerzo desesperado por detener la guerra que desolaba a ambas naciones, ese esfuerzo en el mundo intelectual y diplomático, solo tuvo sus frutos dos años más tarde, cuando se lograron detener las hostilidades el 14 de junio de 1935, al medio día.

Ampliar Artículo-->


Se quisiera que hoy todas las familias paraguayas que aún cuentan en su seno a algún veterano del Chaco le demuestren su admiración, su respeto y también su orgullo por ser descendientes suyos.

Se quisiera también que la nación entera haga memoria de aquel pasado de honra, de sentido del deber y de respeto a la virtud, al talento y a la cultura.
 

El Paraguay, siempre fue pequeño, sin embargo, es un país que mereció la consideración de muchas otras naciones por la calidad de su alma nacional, producto a su vez de la suma del espíritu de sus ciudadanos.

Todos estos bienes de que venimos hablando se encuentran en nuestros veteranos y también, se puede afirmar con toda certeza, la enorme cantidad de mujeres y hombres de hoy, aun a pesar de todo cuanto se ha hecho y se sigue haciendo en el país, no es suficiente.

Los pueblos, habría que insistir, deben conocer y recordar su pasado, no para tratar de inmovilizarse en él, sino para discernir aquellos elementos que deben serles eternos y para sacar las lecciones que surgen de su experiencia.

Deben también recordar el pasado para honrar en fechas como esta a todas aquellas personas que, como nuestros ex combatientes del Chaco, sirvieron dignamente a la patria.

 


Google
 
Web www.infoluque.com.py