Herramientas

Aumentar tamaño del texto

Disminuir tamaño del texto

Primera Quincena de Octubre/2005

La autoridad política en un sistema democrático se manifiesta, en primer lugar, como la emanación directa de un poder institucionalizado, que ha sido estabilizado por un consenso social. Y se expresa en competencias, facultades legales y superioridad administrativa, reconocidas como obligatorias y no por medio de dotes. Max Weber (1864-1920), economista y sociólogo alemán.

Frase acuñada por el Gobernador de Central.

"Lo difícil de ser opositor en Paraguay".


Concejal Celso Maldonado junto a al Gobernador Federico Franco.

Uno de los valores esenciales de una democracia moderna reside en el equilibrio informativo, que está compuesto, de un lado, por la amplitud y tolerancia respecto de todas las opiniones y, de otro, por un manejo riguroso de la noticia, donde el respeto de la honra de las personas ocupa un importante lugar, en continua y no siempre pacífica interacción con el derecho a informar y a informarse.

Las informaciones surgidas recientemente a raíz del financiamiento con que cuentan los medios adictos al Gobierno, al hacer programas financiados por los entes estatales como lo son Ytaipú y Yacyretá, el Gobernador de Central Dr. Federico Franco, a nuestro entender, cuestionó en forma profunda la conducta seguida por algunos medios periodísticos y también el trabajo de sus conductores, abiertamente partidarios del Gobierno.

No podría ser de otra manera, ya que, salvo algunos pocos casos que podrían entenderse como cubiertos por una especie de atenuante o eximente derivada del clima de amedrentamiento y censura que existió durante la dictadura pasada, la mayoría de los silencios, tergiversaciones y omisiones al deber de informar en aquella época, en la nuestra, se trataría de la supervivencia del medio, estos principios son por completo inexcusables e inaceptables -a nuestro entender-.

Mirando al pasado, no resulta creíble que los medios periodísticos y los profesionales de la información, con todas las oportunidades que su posición en la sociedad implican, pudieran haber estado ajenos al conocimiento de que sociedad se quería proyectar, esto resulta a todas luces in-disimulable.

Es parte de los hechos objetivos de la época que la aplicación de una fuerte censura gubernamental no tuvo mayor oposición de parte de los grandes medios de comunicación. Por el contrario, apoyaron editorialmente todos los desatinos de quienes estaban frente al Estado, así como el sentido y consecuencias de las políticas adoptadas.

Ese grave traspié ético debe servir como punto de partida para una severa reflexión sobre el rol de la prensa y sobre su responsabilidad informativa. Cuando dice el Gobernador del Departamento Central Dr. Federico Franco pone un especial énfasis al poner el debate sobre la mesa "...es difícil hacer oposición, cuando la maquinaria del Estado, que dispone sin control alguno de los recursos que nos pertenecen a todos los paraguayos, son puestos en favor de los intereses de un partido político, el Colorado" expuso Franco.

Como un deber de no ocultar información, pero también en la necesidad de comprobar acuciosamente que las informaciones suministradas por las fuentes están comprometidas.

Es obvio que un medio de noticias está siempre expuesto a la posibilidad de incurrir en errores, sea porque la fuente lo indujo a ello o por cualquier otro motivo. Pero una cosa es que se trate de un error, que es posible de rectificar, y otra cosa muy distinta e inaceptable es que exista un dolo oculto, dirigido a plasmar operaciones políticas o a la obtención de beneficios económicos o a la confección de otros fines.

Lo anterior es particularmente sensible en el caso de los que no tienen medios para defenderse, donde no existen las dadivas prebendarías de parte de los entes estatales y del Gobierno.

Forcemos la nota; El excesivo retraso en obra de Itaipú entorpeció la educación porque parte del antiguo edificio del colegio nacional de Luque, hoy con nueva fisonomía, con su total remodelación. Cuando se inició el emprendimiento, en febrero de este año, directivos de la entidad anunciaron 120 días de trabajo, previéndose la entrega a más tardar para fines de junio.

Sin embargo, hoy ya lleva un retraso de 150 días e informan los responsables que precisan otros cuantos días más. "Van a entregar a fines de octubre", sostuvo la residenta de obra, la arquitecta Julia Gómez.

Mientras tanto, los alumnos se distribuyen en 4 instituciones que son; la escuela Mariscal Estigarribia, Colegio Municipal, escuela General Bernardino Caballero Alvarez y el colegio Sagrado Corazón, se pide comprensión a los estudiantes.

A esto se le llama el "espíritu de la época" tan especial que se vive. ¿Que se espera para entregar la obra? que se acerquen las elecciones municipales para que Luque, todo se de cuenta lo grande que son las obras del Gobierno Nacional, y así favorecer al candidato Colorado, esto solo pasa en nuestra populista Latinoamérica.

Porque en medio de un panorama luqueño políticamente incierto llama la atención la actitud de espectador del ciudadano, que asume los avatares con hidalguía.

Para nada se toma en cuenta la sensación de frustración al pensar que no podrán realizar sus actividades académicas dentro de la institución, como la tradicional exhibición gimnástica y su tan anhelada colación.

Los latinoamericanos no vivimos con ese sentimiento catastrofista que se apodera a menudo de las multitudes norteamericanas y europeas, a fuego cruzado entre las dramatizaciones de las capas dirigentes, las amenazas reales y los mensajes del dispositivo mediático que cada cierto tiempo atizan la inseguridad, nuestras necesidades son reales, de pobreza, de vivir en villas de cartón.

Quizás ello sea así porque los latinoamericanos venimos saliendo del mundo opresivo de las dictaduras, y recién el espacio de los proyectos sociales y culturales comienza a tomar vuelo, pese a los altos grados de conservadurismo de las elites políticas y económicas.

Sin desconocer que las expectativas de las mayorías son vivir mejor que antes (cosa que no se da), pero sin volver atrás. Con el "principio de la esperanza" a cuestas, por algún tiempo más, pero sin hacerse ilusiones (los laberintos de la memoria colectiva son aún un misterio) sobre la competencia de los sectores económicos dominantes para conjugar el verbo compartir, pero con honestidad. Por eso es difícil ser opositor en Paraguay, lo dijo el Gobernador de Central, Federico Franco.

Envíe sus comentarios o sugerencias a esta dirección de correo electrónico

Foto: Gentileza - Miguel Espinola.


Google
 
Web www.infoluque.com.py