Herramientas

Aumentar tamaño del texto

Disminuir tamaño del texto

Segunda Quincena de Septiembre/2006

El municipio cruel: entrega regalos a los poderosos pagados por los pobres. En la última década se han más que duplicado los sueldos de los funcionarios municipales. ¿De dónde salió la plata? De la gente que paga sus impuestos.

La administración 2000 - 2005 lo dejó al descubierto.

Municipio Cruel.


ero hubo más. La calidad de la salud y de la educación no ha mejorado, las calles están intransitables los caminos vecinales son una inseguridad total, las autoridades insisten en el paternalismo y nadie se hace cargo del perro muerto.

Crueldad al cuadrado: les quitan el dinero a los pobres y les dan mala instrucción. Más bien al cubo o potencias mayores, ya que los funcionarios vía "zoquete" condicionan su postura y mal asesoran a las autoridades, como es el caso de la Junta Municipal y los Concejales, que argumentando una posible malversación de fondos de la Comuna Luqueña, no liberaron los fondos para la ejecución de las obras municipales, manteniendo una actitud hostil desde el comienzo de esta administración Municipal.

Los frutos de la desidia podemos compararla a la que en su tiempo reflejara de su pueblo, Alejo Carpentier (1904-1980) este escritor cubano nos trata de explicar la caída del mito del hombre de orden, desde su imposible papel de espectador el hombre trata de explicar el inconciliable desajuste entre el tiempo del hombre y el tiempo de la historia.

En la obra capital de Carpentier, "El siglo de las luces" muestra la evolución ideológica de tres personajes que se lanzan a la aventura revolucionaria en las Antillas, en el momento de la Revolución Francesa. Con una prosa exuberante y barroca, en esta obra se narra la llegada de Esteban al puerto de Cayena, lugar en el que siente una profunda decepción ante el ambiente de corrupción, abandono, impudor y mediocridad que ven sus ojos.

Esta obra nos muestra a que grado se puede llegar. El problema municipal, es un problema de vieja data, nos parece un problema más personal que político. Como en esta ciudad isla de Cayena, se podría considerar a nuestro municipio. Es lamentable porque en Luque sobran hombres y mujeres de buena fe y con ganas de hacer cosas.

Los soñadores concejales no encuentran nada mejor que enclaustrarse en sus internas partidarias, al final la "patria financiera" los subsidia ¡Crueldad! Porque ninguno tiene algún rédito político, y conciben que la Municipalidad deba manejarse como una S.R.L., da pena ver este espectro, pero, todos tienen el mismo corte.

Los munícipes se protegen como un puñado de oportunistas y no permiten, que el representante de la voluntad visible de la democracia actúe en beneficio de Luque, son las razones por las cuales no tenemos dirigentes capaces como nuestros representantes, al revés de lo que dicen nuestros políticos ya bastante franqueados.

Por el contrario, el lector de este artículo podrá corroborar que el espacio público -y la ciudad es el espacio público-, adquieren cada día mayor protagonismo en la vida social, política, económica y cultural de nuestras sociedades.

El gran secreto de una "buena ciudad" es que brinda a la gente la oportunidad de hacerse responsable de sus actos en una sociedad históricamente imprevisible, no en un mundo onírico de armonía y orden preestablecido.

Esto es el Municipio cruel, versus indefensos ciudadanos, estos son los futuros que encadenan. Crueldad casi comparada a la necesidad que a los niños pobres se les prohíba el trabajar por ser menores.

Envíe sus comentarios o sugerencias a esta dirección de correo electrónico

Del libro: Ciudad de Luque... la aldea global ha llegado. (Tomo I).


Google
 
Web www.infoluque.com.py